Volver a los artículos

Cómo actualizar a Windows 11 y todas las sorpresas que trae el nuevo sistema operativo de Microsoft

Windows 11 Microsoft - Celside Magazine

Windows 11 es el nuevo sistema operativo anunciado por Microsoft en octubre del 2021 y tiene algunas características que es importante mencionar. Esto, porque aunque muchas cosas parecen ser las mismas, hay detalles de diseño y productividad que marcarán un antes y un después con respecto a Windows 10.

Presta atención al siguiente artículo en donde te contamos todo lo que necesitas para actualizar el sistema. También te explicamos cuáles son las novedades del nuevo sistema operativo.

¿Cuáles son los requisitos mínimos para instalar Windows 11?

Windows 11 se estrenó de manera oficial el 5 de octubre del año pasado y llegó como una actualización gratuita que se puede cargar directamente en Windows 10.

Sin embargo, no todos los ordenadores son compatibles con el nuevo sistema operativo. Esto, porque se ha incluido en él una condición que exige tener un procesador con TPM 2.0 activado. Algo que debemos revisar antes de iniciar cualquier proceso de actualización.

¿Qué es TPM 2.0?

TPM es el nombre corto de Trusted Platform Module. Un pequeño chip que suele estar incluido por defecto en los ordenadores y que tiene como función almacenar contraseñas y todo tipo de datos importantes para arrancar el sistema operativo.

La instalación de Windows 11 exige este componente para completar el proceso y garantizar todas las condiciones de seguridad durante la descarga y funcionamiento del sistema operativo. Por lo mismo, si nuestro ordenador no tiene habilitado TPM 2.0 no podrá actualizar a Windows 11.

Cómo saber si tengo TPM 2.0

La mayoría de ordenadores fabricados desde el 2015 cuentan con TPM 2.0. Sin embargo, no suele estar habilitado de fábrica.  En ese caso, habrá que confirmar si lo tenemos y si es así, activarlo.

En algún momento, todos los ordenadores que tienen Windows 10 mostrarán un mensaje avisando que ya está disponible el nuevo sistema operativo para la descarga. Al mismo tiempo, se incluirá un enlace a una herramienta oficial para verificar la compatibilidad de nuestro equipo con Windows 11.

Descargamos la aplicación y seguimos las instrucciones. En pocos minutos el sistema nos mostrará los detalles de nuestro ordenador y si cumple con los requisitos para instalar Windows 11. En caso de no ser así, nos avisará qué es lo que nos falta.

Si nuestro ordenador es muy antiguo, lo más probable es que ni siquiera tenga TPM y la herramienta oficial nos lo informará. Por lo mismo, no habrá forma de actualizar a Windows 10 a menos que remplacemos el ordenador.

Si, por el contrario, la herramienta oficial nos informa que tenemos un procesador compatible, pero no tenemos TPM 2.0 activado, lo único que tenemos que hacer es habilitarlo. Para ello nos vamos a la BIOS del ordenador, buscamos el apartado de seguridad y activamos la opción TPM de manera manual.

Otros requisitos

Además de tener TPM activado, Windows 11 pide otros requisitos que son menos complicados.

Necesita un procesador de 2 o más núcleos y con una frecuencia de procesamiento de mínimo 1 GHz. Algo sencillo, considerando que la mayoría de procesadores actuales superan con creces esas condiciones.

También se exige un mínimo de 4 GB de RAM, almacenamiento de 64 GB, una gráfica (externa o integrada) que se sea compatible con DirectX 12 y una pantalla de alta definición de 720p. Además, se pide el sistema de arranque seguro UEFI, algo habitual en la mayoría de ordenadores actuales.

Novedades de Windows 11

Una vez que hemos instalado el nuevo sistema operativo de Microsoft, nos queda revisar las nuevas funciones y características. Las principales son:

Una de las características más emblemáticas de Windows es su menú inicio y sufre algunos cambios estéticos importantes en la última versión del sistema operativo. Ahora se encuentra en el centro de la barra de tareas, aunque existe una opción para moverlo de sitio.

Desaparecen las famosas baldosas que permitían organizar algunas aplicaciones y se ofrecen más opciones para ordenarlas a nuestro gusto. Todo esto desde el menú principal. Además, las ventanas tienen bordes redondeados y, en general, los cambios estéticos apuntan hacia la limpieza en el diseño y el uso intuitivo.

Descargar aplicaciones Android en el ordenador

Una de las nuevas funciones más atractivas. La posibilidad de descargar aplicaciones de Android directamente en un ordenador con Windows 11.

Eso sí, la cosa tiene condiciones. Se podrá hacer a través de la tienda de Amazon que estará integrada en la Microsoft Store y de momento no se sabe cuál será la cantidad de aplicaciones que se podrán descargar.

Esta característica no está disponible en la versión recién estrenada de Windows 11. Sin embargo, será incluida en el transcurso de este año. Así que habrá que esperar unos meses más para confirmar la actualización definitiva.

Actualización de iconos del sistema

Windows 10 se transformó en un Frankenstein que mezclaba diseño de iconos modernos con algunos que no se actualizan desde hace décadas, como sucede con la papelera de reciclaje o el panel de control.

Ahora, en Windows 11, el diseño de cada uno de los iconos sigue una línea en común, ofreciendo un estilo mucho más ordenado y consistente.

Hay cambios en la imagen de las carpetas, el bloc de notas y en el resto de aplicaciones que son marca de la casa de Microsoft.

Gestor de ventanas mejorado

En Windows 10 existe un sistema que nos permite organizar las distintas ventanas en la misma pantalla. Esto resulta ideal para personas que trabajan o estudian en modo multitareas y necesitan ver de forma simultánea el contenido de varias ventanas.

Ahora, en Windows 11, este asistente para gestionar las ventanas ha sido mejorado y ofrece más opciones de configuración. La función recibe el nombre de Snap Layouts.

Aplicación de recortes unificada

La aplicación de recortes era otro problema que se venía produciendo en Windows 10. Con versiones antiguas mezcladas con nuevas y que podían confundir al usuario a la hora de hacer capturas de pantalla y guardar o enviar el contenido.

Ahora, la aplicación Recortes ha sido integrada como una única herramienta desde donde podemos gestionar la captura de pantalla, las anotaciones y el envío de los recortes. Todo esto con una interfaz limpia y mucho más intuitiva.

La aplicación de recortes se puede usar desde el menú de aplicaciones o pulsando el botón derecho del ratón en cualquier parte del fondo de escritorio.

Nuevos escritorios virtuales

En Windows 10 los escritorios virtuales ya existen y permiten organizar y diversificar las tareas. Sin embargo, lo que no se podía hacer era poner un fondo personalizado a cada uno de ellos. Una característica que muchos usuarios pedían.

Microsoft ya ha oído las sugerencias y en Windows 11 permite modificar el fondo de los escritorios virtuales para así poder identificar las distintas áreas de trabajo y distribuirlas en más de una pantalla.

Otras funciones de Windows 11

Además de las funciones más importantes que hemos mencionado, el sistema operativo de Microsoft sufre un lavado de cara general y en muchos otros aspectos.

Podemos constatar micro cambios en las fuentes por defecto, las aplicaciones nativas como Fotos o Paint e incluso en el propio explorador de Windows. Cosas que, en la medida que vamos usando las herramientas del sistema, vamos a poder verificar.

Finalmente, tenemos la adaptación definitiva al entorno gaming. Con sistema Auto HDR para ofrecer la mejor apariencia en las partidas y DirectStorage para acelerar la carga de videojuegos en ordenadores con Windows 11 que posean sistema de almacenamiento SSD NVMe.

Foto de Windows en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.