Volver a los artículos

Cómo la tecnología y el desarrollo de la inteligencia artificial mejoran la vida de las personas sordas

A nivel mundial existe una mayor preocupación por ayudar a las personas que sufren de algún tipo de discapacidad. Este llamado a la responsabilidad social también ha llegado a la Unión Europea, que hace menos de un año aprobó la ley europea de accesibilidad, con el fin de lograr una comunidad más inclusiva, justa, sostenible y solidaria.

Este marco legal busca mejorar la accesibilidad de las personas con discapacidad a más bienes y servicios, a través de la inclusión de nuevas tecnologías. Por ejemplo, los avances tecnológicos permiten implementar algoritmos y diversos sistemas que a su vez, facilitan la comunicación y comprensión del lenguaje de signos. 

El importante aporte de la inteligencia artificial

El lenguaje de señas, aunque parece simple, es realmente muy complejo, debido a las variaciones producidas por la zona geográfica y el idioma aplicado. No es igual el lenguaje de señas en España que el aplicado en Reino Unido. En este caso, el gran desafío es crear un tipo de tecnología que, independiente del origen del lenguaje de señas, pueda leer e interpretar el movimiento de las manos.

Aquí es en donde entra la gran protagonista de los avances y que es la IA. Con ella es posible crear sistemas de aprendizaje automático que, gracias a enormes bases de datos con imágenes, pueden comenzar a desarrollar sistemas de interpretación bastante precisos. Pero la cosa no se queda solo en el estudio de miles de imágenes de mano. La meta es poder incorporar información sobre movimiento corporal y expresiones del rostro, para enriquecer aún más la traducción e interpretación del lenguaje de señas.

Las iniciativas que ya están en marcha

En el mundo ya existen diversas compañías que se han puesto las pilas con la aplicación de la tecnología para mejorar la comprensión del lenguaje de señas. Por ejemplo, SignAll ha apostado por un guante con sensores que puede transformar el lenguaje de señas en palabras que son mostradas en una ventana de chat. A su vez, el receptor del mensaje puede hablar y lo que diga será traducido a palabras que también aparecerán en el chat. De momento, el sistema solo funciona para el idioma inglés.

En terreno europeo tenemos Content4All, un proyecto que tiene como objetivo presentar un avatar humano fotorrealista que permita facilitar la comunicación de las personas sordas.

A nivel mundial, Google ya tiene desarrollado un sistema de código abierto que permite interpretar los movimientos de la mano. El algoritmo es público y puede ser usado por otras compañías que quieran reforzar con ayuda de la IA la integración de las personas sordas.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.