Volver a los artículos
Móvil robado - Celside Magazine

En España, el mercado de teléfonos móviles de segunda mano está bastante activo. Esto, porque es la puerta de entrada para hacerse con terminales de gama alta por un precio mucho más accesible. Algo que se valora mucho en modelos como el iPhone, Samsung Galaxy S o los últimos teléfonos de Huawei. Sin embargo, a la hora de adquirir un terminal de segunda mano es importante revisar su estado. Esto, para saber si es un móvil robado o si tiene algún problema que no sea visible.

Para detectar este tipo de cosas, existen claves y consejos importantes. Además de aplicaciones que pueden ayudarnos a complementar la investigación sobre el dispositivo. De esta forma, nos aseguramos que estamos comprando algo legal y que podremos usar sin mayores complicaciones.

En este artículo, te contamos todo lo que debes saber para reconocer un móvil robado. Además, te ofrecemos consejos para comprar un teléfono de segunda mano sin sorpresas.

Verificar el estado del teléfono con el IMEI

Lo primero que debemos hacer para confirmar si un móvil es robado es revisar su IMEI. Este es un código de 14 o 15 números que funciona como el DNI del smartphone. Con él podemos consultar su estado a nivel internacional, sin importar el tipo de SIM que utilice o el último operador que haya tenido.

El método para encontrarlo puede variar entre dispositivos Android y los terminales de Apple, como el iPhone.

¿Cómo encontrar el IMEI del teléfono Android?

Hay dos formas de encontrar el número que identifica al móvil. La primera es revisar el propio terminal, ya que el IMEI suele estar impreso en la carcasa o en la bandeja de la SIM del teléfono. 

Si el fabricante no ha registrado el número de esta forma, podemos pasar al segundo sistema. Este consiste en escribir *#06# en el teclado del terminal. Cuando lo hagamos y pulsemos el botón marcar, automáticamente nos aparecerá un número en pantalla. Ese es el IMEI.

¿Cómo verificar el IMEI?

Con este número podemos ingresar a una página de verificación de IMEI, para constatar el estado del teléfono. Hay varias y las podemos encontrar escribiendo en cualquier buscador las palabras «Verificación de IMEI«. La clave, en este caso, es que al ingresar el número no aparezcan registros de bloqueo. Esto indicará que no hay ningún problema con el teléfono.

Si, al contrario, la web de verificación nos lanza información de bloqueo, eso indica que el teléfono es robado. Esto, porque el bloqueo por IMEI es el primer paso en el procedimiento de denuncia por este tipo de delitos.

Verificar IMEI en el iPhone

Apple cuenta con una página de soporte en donde se puede ingresar indistintamente el número de serie y el IMEI de un iPhone, para revisar su estado. Al hacerlo, la plataforma nos devuelve información importante sobre el dispositivo, características técnicas y estado de la garantía. 

Así podemos confirmar si las indicaciones del vendedor coinciden con las certificadas por Apple. Lo que es prueba suficiente de que el teléfono es original y no tiene ningún tipo de ajuste fuera de lo normal. 

Si, al contrario, observamos diferencias de hardware o cualquier otro detalle, eso quiere decir que el iPhone que nos intentan vender no es nuevo, está reacondicionado y, en el peor de los casos, es robado.

Confirmar que el teléfono funciona con SIM

Una medida que parece casi de sentido común. Pero importante, porque nos permitirá saber de manera indirecta si un móvil es robado o no.

Antes de pagar por el dispositivo de segunda mano es necesario confirmar si el teléfono funciona con distintas tarjetas SIM.

Si el móvil no funciona con determinada SIM de un operador, lo más probable es que tenga bloqueo con ese operador. Y si es así, es porque alguien ha notificado el robo del terminal.

Este tema merece especial atención, ya que muchos teléfonos de segunda mano se venden a distancia. Por lo que no podemos fiarnos completamente de que este funcione con cualquier SIM. Por lo mismo, es buena idea pedir la documentación y caja original en la que venía el terminal.

En ese caso, lo ideal es comprar el teléfono solo a través de plataformas que ofrezcan garantías en el momento de la entrega. De esta forma, si revisamos el terminal que hemos comprado y constatamos que es robado o tiene problemas, podemos iniciar el proceso de devolución y reembolso.

Sospechar de precios excesivamente bajos

También es un consejo fundamental. Si el teléfono de segunda mano tiene un precio ridículamente bajo es porque hay gato encerrado. En ese caso, independiente de que estemos frente a un terminal Android o un iPhone, podemos aplicar los pasos anteriores para constatar el estado del terminal.

Si, eventualmente, parece coincidir toda la información, no hay que olvidar verificar el hardware del teléfono. Esto para descartar que sea reacondicionado de manera fraudulenta.

Usar aplicaciones de terceros para revisar el hardware y rendimiento del teléfono

Como hemos visto antes, Apple ya cuenta con una web para revisar el estado y las características técnicas de un iPhone. Sin embargo, si tenemos un teléfono Android tendremos que buscar las características en la página de cada fabricante en particular.

En ese caso, podemos utilizar aplicaciones de terceros para analizar los componentes internos del teléfono. De esta forma, podemos comparar la información del fabricante con las proporcionadas por el vendedor.

Las aplicaciones más populares para obtener información técnica sobre el hardware de nuestro móvil son AIDA64, CPU-Z y My Device. Todas disponibles en Android y para descargar desde Google Play.

Por otro lado, también tenemos aplicaciones para revisar el rendimiento del teléfono. Algo que nos ayudará a saber si tiene problemas de memoria, almacenamiento o cualquier otro desperfecto que afecte su normal funcionamiento. 

Entre las aplicaciones para medir el rendimiento tenemos 3DMark y Geekbench 5. Aunque también podemos estimar el rendimiento tomando nota del procesador, la GPU y el módem integrado. Datos ofrecidos por los propios fabricantes. 

Con todo esto podemos constatar si nuestro móvil rinde de forma adecuada, según los componentes que tiene. Y, por sobre todo, evitar que nos estafen en la compra de un dispositivo de segunda mano.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.