Volver a los artículos

Google frenará la publicidad invasiva, eliminando las cookies de terceros

Google - Celside Magazine

A mediados del 2019, Google anunció el comienzo de la iniciativa Privacy Sandbox. Un proyecto dirigido a mejorar la seguridad y privacidad de los usuarios y que este 2020 está más activo que nunca.

La iniciativa enfoca en el tratamiento de los datos y también busca estandarizar las costumbres de navegación, para evitar el abuso de anunciantes o empresas de marketing. Dentro de los nuevos parámetros, Google ha notificado un cambio bastante importante: la eliminación de las cookies de terceros.

Qué son las cookies de terceros y por qué se eliminan

Las cookies de terceros son pequeños archivos que quedan guardados en el navegador cuando visitamos determinadas páginas web en donde un tercer proveedor (no la propia página) tiene algún botón, imagen o función incrustada.

Este archivo o cookie puede recoger información sobre nuestro historial de navegación, para así conectar con el proveedor propietario (un tercero) que de seguro nos enviará publicidad o usará nuestros datos de navegación a modo estadístico.

Es importante señalar que estas cookies quedan guardadas de forma permanente en nuestro navegador. Y pueden espiarnos incluso si estamos navegando en otras páginas no relacionadas con el propietario de esa cookie.

Con este escenario, que es aprovechado fundamentalmente por compañías de publicidad en internet, Google ha decidido limitar y poner fin al uso indiscriminado de estas funciones. Primero, para detener el abuso de estas herramientas y segundo, para proteger y limitar el uso de información privada y sensible de los usuarios de internet.

Google aceptará cookies pero según sus reglas

Además de proteger a los usuarios, es evidente que Google busca defender su propio nicho de publicidad. Para ello, tiene pensado eliminar las cookies de terceros y establecer un nuevo estándar en la producción de estas. De esta forma, se elimina la información cruzada entre sitios web y se establece una etiqueta SameSite para aquellas cookies autorizadas y registradas.

Con esto, el gigante tecnológico argumenta que la información privada de los usuarios estará mucho más protegida. Y por tanto, no estará a merced de cualquier compañía, sin los controles adecuados.

Según lo informado por Justin Schuh, Director de Ingeniería de Chrome, el proceso comenzará este año e irá por fases. A partir de febrero se limitará el seguimiento cruzado de cookies que no estén registradas como cookies de origen. Luego, se implementará el protocolo HTTPS, para el acceso a cookies autorizadas y seguras durante la navegación.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.