Volver a los artículos

Huchas virtuales, qué son y cómo puedo beneficiarme de ellas

Huchas digitales - Celside Magazine

La hucha virtual es la solución de ahorro ofrecida por bancos y otras entidades financieras. Actúa de la misma forma que el cerdito de toda la vida, pero con algunas mejoras. Con este sistema podemos segmentar el ahorro y separar el dinero en distintos “cerditos” virtuales. Esto nos ayudará a distribuir el dinero según el ámbito o meta que nos propongamos y a utilizarlo de manera estratégica.

Las huchas virtuales son una manera diferente de ahorrar y son una herramienta online. Por lo que su uso es sumamente sencillo. Con un par de clics podemos organizar nuestro dinero y decidir cuándo y cómo utilizar nuestros ahorros.

Todo lo que podemos hacer con una hucha virtual

En las clásicas huchas de cerdito, las monedas y billetes iban al mismo sitio y era imposible separar el dinero dentro de él. Con las huchas virtuales para ahorrar, en cambio, podemos aplicar una serie de configuraciones que nos ayudarán a programar el ahorro y destinar el dinero a distintos fondos.

En términos estrictos, la hucha virtual es una subcuenta bancaria en donde podemos transferir dinero de nuestra cuenta principal. Varios bancos españoles ofrecen este sistema de ahorro y, además, permiten programar o configurar el comportamiento de la hucha.

De esta forma, podemos hacer que todo el excedente de compras hechas con nuestra cuenta o tarjeta principal vayan a la hucha virtual. También podemos programar que un porcentaje de nuestro sueldo se transfiera a ella de forma automática. De esta forma agilizamos el proceso y no tenemos que estar pendientes de separar el dinero todos los meses.

Seguridad de las huchas virtuales

Las huchas virtuales son seguras. A diferencia de la hucha cerdito que podía desaparecer misteriosamente o romperse de manera imprevista, las subcuentas de ahorro permanecen intactas. Además, cumplen con todos los requisitos de seguridad de la cuenta principal. Es decir, uso de contraseñas y verificación en dos pasos con SMS o códigos enviados de forma exclusiva a nuestro teléfono.

Porque, técnicamente, lo que hace el banco es segmentar el dinero que ya tenemos en nuestra cuenta. Creando así pequeñas parcelas de ahorro que se mantendrán aisladas del flujo de dinero que se moverá en la cuenta principal y que ya cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias.

Otros usos de la hucha virtual

Las huchas virtuales también sirven para separar los ingresos según los distintos pagos que tenemos que realizar. Así, por ejemplo, podemos crear una hucha virtual en donde se ingresará el importe exacto de la factura telefónica. De esta forma y todos los meses, el banco separará de nuestros ingresos totales la cantidad necesaria para pagar la factura telefónica. Enviando el dinero a la hucha virtual correspondiente.

Algunos bancos, incluso, permiten compartir las huchas virtuales con otras personas. Lo que ayuda a fomentar el ahorro programado entre miembros de una familia o amigos con una meta en común.

Beneficios de las huchas virtuales

El principal objetivo de las huchas virtuales es permitirnos controlar de manera más precisa el flujo de dinero en nuestra cuenta bancaria. Esto se suma al hecho de que son gratuitas y su uso no conlleva comisiones adicionales.

Otro de sus beneficios tiene que ver con la liquidez. El dinero ahorrado mediante este sistema siempre está disponible y lo podemos retirar cuando queramos.

Además, dependiendo de nuestra entidad bancaria, podemos crear tantas huchas virtuales como objetivos de ahorro tengamos. Esto, por supuesto, tampoco conlleva comisiones y ayuda a fomentar la cultura del ahorro de la mano de la tecnología.

Limitaciones de las huchas virtuales

Pese a que el sistema de la hucha virtual parece todo beneficios, tiene también algunas limitaciones. Algunas, por ejemplo, no sirven para domiciliar nóminas o recibos y no permiten transferencias directas desde ellas. Tampoco se pueden asociar a tarjetas de crédito o débito.

Son solo un espacio virtual que permite la organización de nuestro dinero. Pero con ellas no podemos utilizar las mismas herramientas o características de una cuenta corriente al uso.

Por lo mismo, a la hora de extraer el dinero de ellas, siempre debemos pasarlo a la cuenta principal para poder hacer las operaciones pertinentes después. Como pago de cuentas o transferencias a terceros.

Huchas inteligentes ofrecidas por bancos

Las huchas virtuales son ofrecidas por varios bancos y entidades financieras, pero no todos le llaman de la misma forma. Por ejemplo, el Banco Sabadell no habla de hucha, sino que se refiere a una cuenta Ahorro Expansión. Una cuenta vista paralela a la cuenta principal y con la cual podemos crear rutinas de ahorro. ING ofrece la cuenta naranja en donde se pueden crear hasta cinco objetivos de ahorro distintos.

Algunos bancos que cuentan con esta hucha:

EVO

Hucha inteligente EVO es un sistema de ahorro que permite segmentar el ahorro en tres subcuentas llamadas Monedero, Hucha y Caja Fuerte. Sin embargo, hay que poner mucho ojo a los detalles porque el dinero que se recaude en cada subcuenta incluye un producto adicional. Los detalles de los sistemas a continuación:

  1. Monedero

En este sistema, todo el dinero que traspasemos de la cuenta principal irá a un seguro de vida individual de modalidad mixto. Esto implica que parte del dinero separado se utiliza para pagar una prima que protegerá a nuestros seres queridos en caso de que a nosotros nos pase algo.

Los dineros apartados en la modalidad Monedero también se pueden retirar de distintas maneras. Por tanto e independiente de que se use para pagar la póliza del seguro, siempre podremos disponer de él para comprar cosas o asumir gastos imprevistos.

  1. Hucha

Con ese plan de ahorro todo el dinero que enviemos a este sistema se incluirá en un Plan de Inversión Inteligente. Este plan consiste en un seguro de vida ahorro Unit Linked. Un sistema que, a diferencia de Monedero, permite pagar una póliza y además invertir parte del dinero ahorrado en cestas de fondos, acciones o bonos relacionados con el propio seguro.

Es importante señalar que invertir en otros instrumentos financieros tiene cierto riesgo y, este caso, la responsabilidad recae sobre el que contrata el servicio. Aun así, EVO se compromete a seleccionar los mejores sistemas o vías de inversión, aunque no garantiza el total éxito de todas las inversiones. Algo parecido a lo que podría ocurrir si invertimos en bolsa o mercados dinámicos y cambiantes.

  1. Caja fuerte

Esta opción de ahorro ofrece la posibilidad de enviar todo lo ahorrado a uno de los Planes de Pensiones ofrecidos por EVO. En esta alternativa también hay cierto nivel de riesgo, aunque es mucho menor que en el sistema anterior. De hecho, es tan estable como el sistema Monedero.

Los tres sistemas de hucha virtual ofrecidos por EVO funcionan con el sistema de redondeos. Esto quiere decir que se calcula la diferencia entre las compras realizadas y la cantidad a la que el usuario ha decidido redondear. En este caso, el banco separa de la cuenta principal las cantidades y las envía a uno de los tres sistemas de hucha.

Los redondeos pueden ser al euro más cercano o a los dos euros más cercanos. Por ejemplo, si realizamos una compra de 1,25 € y hemos elegido redondear al euro, el banco separará 0,75 €. Por otro lado, si elegimos redondear a los 2 €, el banco separará 1,25 €.

La Caixa

La Caixa es otro de los bancos que ofrece la modalidad de ahorro a través de una hucha virtual. En este caso, las aportaciones se pueden hacer de forma periódica y se puede disponer del dinero en cualquier momento.

A pesar de que inicialmente no se cobran comisiones, para mantener esta condición es necesario realizar aportaciones durante 24 meses, sin interrupción.

El sistema para abrir una hucha inteligente La Caixa es muy sencillo. Tenemos que ingresar a CaixaBankNow y buscar la opción «Abrir una hucha». Luego rellenamos los datos que se nos piden y ponemos el objetivo por el cual vamos a ahorrar. En este punto es necesario vincular la hucha a una de nuestras cuentas en la Caixa y señalar la cantidad de dinero y el tipo de aportación que haremos. Es decir, si ingresaremos de forma mensual o de forma esporádica.

Esta hucha admite transferencias, pero solo a cuentas de CaixaBank. También es compatible con sistemas de pago móvil como Wallet entidad, Apple Pay, Samsung Pay y Bizum.

Hucha inteligente BBVA

BBVA ofrece la modalidad de hucha inteligente que en la plataforma recibe el nombre de Sistema Redondeo. La función es prácticamente la misma que la ofrecida por los otros bancos. De cada compra que realizamos, el banco redondeará las cantidades y enviará un porcentaje del dinero a una cuenta paralela en donde se acumulará lo ahorrado.

Este sistema es accesible solo a través de la aplicación móvil de BBVA y para usarlo debemos tener dos cuentas en el mismo banco. Además, debemos tener asociada una tarjeta de débito que, además, estará vinculada a la cuenta de origen. La segunda cuenta agrupará las cantidades del ahorro. Para crearla solo tenemos que ir al apartado de Mis Metas en la aplicación móvil.

Aplicaciones para aprender a ahorrar

Si queremos dinero para gastar en Black Friday o necesitamos tirar de los ahorros para comprar cosas necesarias en casa, las huchas virtuales no son la única opción. También existen aplicaciones que nos permiten organizar nuestras cuentas y saber en qué gastamos cada céntimo. Algunas, incluso, nos permiten conectar y sincronizar la cuenta de nuestro banco, para gestionar otras funciones. Algunas de ellas son:

  1. Fintonic

Es una de las más populares. Ofrece un completo abanico de herramientas para controlar la salud financiera. La aplicación se instala de forma gratuita en el móvil y una vez en ella podemos crear una cuenta sin comisiones y sin gastos adicionales. Al hacerlo obtenemos un IBAN español y tenemos posibilidad de domiciliar la nómina, enlazar los pagos con Google e incluso solicitar una tarjeta física o virtual.

  1. Google Pay

Una aplicación que viene preinstalada en los dispositivos Android. Funciona como cartera digital y permite unificar todas nuestras tarjetas de crédito o débito. Esto nos ayuda a controlar todos los gastos desde nuestro dispositivo y sin necesidad de entrar a los sitios web de los bancos.

  1. Money Hero

Es una aplicación enfocada principalmente a la organización de las cuentas y el ahorro. Es un gestor de finanzas y como tal ofrece herramientas para organizar ingresos y gastos. Permite, además, crear objetivos de ahorro mensual y llevar un historial de todas las operaciones destinadas a ese fin.

Por si fuera poco, aporta información mediante estadísticas y gráficos, todo esto mediante un diseño sencillo e intuitivo. Los datos ingresados en la aplicación se pueden sincronizar con la nube.

  1. Spendee

Aparece como la elección del editor en Google Play. Es una aplicación que lleva el control de nuestros gastos, presupuesto y ahorros. Su fuerte son las infografías que explican claramente el flujo de ingresos y gastos. Además, permite programar y planificar el presupuesto familiar. Todo esto con el objetivo de ahorrar o enfocar cierta cantidad de dinero a un objetivo específico.

La aplicación se puede sincronizar con nuestro banco y funciona de acuerdo a múltiples divisas en caso de que estemos en el extranjero. Además, permite crear carteras compartidas con amigos y familiares.

  1. Money Manager

Otra aplicación que funciona como gestor de finanzas. Es simple y muy intuitiva. Al igual que otras aplicaciones, ofrece un sistema de gráficos y estadísticas para llevar el control de todo.

La aplicación cuenta con soporte para dispositivos Android, pero todavía no está disponible en iOS. Otra pega es que no cuenta con un valor de divisa estándar europeo. Aun así, es sencilla de usar y el hecho de que no aparezca el símbolo de euro en las cantidades no imposibilita su uso.

Otras maneras de ahorrar en casa

Si no somos de contratar huchas virtuales o usar aplicaciones para móvil, también hay otras formas de ahorrar en casa. La mayoría depende de nuestra actitud hacia los gastos recurrentes y que, de alguna forma, podemos minimizar. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Usar dispositivos eléctricos de bajo consumo

La primera medida para ahorrar es reemplazar todos los electrodomésticos con alto consumo de energía. Gestos tan sencillos como cambiar todas las bombillas de casa por otras de bajo consumo permitirán un final de mes en números positivos. Por supuesto, este tipo de medidas deben ir unidas a otras. Como, por ejemplo, no abusar de la calefacción y aire acondicionado.

  1. Valorar la instalación estanca de las ventanas

Una casa es un generador de energía constante y si tenemos las ventanas bien selladas evitaremos que esa energía escape hacia el exterior. Esto es clave, especialmente en invierno, en donde el uso de la calefacción es intensivo. La instalación estanca de las ventanas mantendrá el calor dentro por mucho más tiempo, reduciendo así el consumo interno de calefacción. Con esto aumentamos nuestra capacidad de ahorro.

  1. Comparar precios y buscar ofertas

La manera más rápida y sencilla de mantener una buena salud financiera es ahorrando y comparando precios. Esto nos ayudará a establecer rutinas de consumo basadas en la elección consciente de productos que realmente sean necesarios.

Comparar precios, nos permite saber cuál es el precio más justo de acuerdo a nuestras necesidades. Si un producto tiene diez funciones y solo usaremos dos de ellas, podemos pensar en el mismo producto, pero más barato y con menos funciones.

  1. Crear un presupuesto para el hogar

Planificar la economía doméstica con antelación es otra de las claves fundamentales para ahorrar. Para ello no es obligatorio usar aplicaciones ni tener una hucha virtual. Basta solo lápiz y papel para echar las cuentas en un papel y priorizar lo que de verdad es importante. Si eso, podemos crear una hoja de cálculo en un ordenador de sobremesa básico. En ella podremos plasmar toda nuestra información financiera mes a mes para no perder de vista ningún gasto.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.