Volver a los artículos

Intel impulsa el teletrabajo con el Proyecto Athena, su nuevo estándar de portátiles

Intel Proyecto Athena - Celside Magazine

Proyecto Athena es un sistema que pretende estandarizar la fabricación de ordenadores portátiles para así garantizar su calidad y rendimiento. Para esto Intel, la compañía impulsora de esta iniciativa, ha creado una especificación que va acompañada de una etiqueta.

La etiqueta certifica que el ordenador cumple con las exigencias de fabricación necesarias para, por ejemplo, mantenerse activo y sin interrupción durante 9 horas. A esto se suman otras características importantes que se deben cumplir para llevar la etiqueta.

Por qué Proyecto Athena incentiva el teletrabajo

El motivo fundamental por el que la compañía Intel ha impulsado el proyecto Athena tiene que ver, por sobre todo, con la implementación de dispositivos en donde sus procesadores de décima generación puedan correr adecuadamente.

Intel tiene también una visión de futuro y quiere preparar los dispositivos para la llegada de la red 5G que aumentará las exigencias y demandará una mejor gestión de los procesos internos.

Todo esto, por supuesto, repercute directamente en las opciones de teletrabajo o cualquier tipo de actividad en donde se requiera viajar y estar conectado a la vez. Algo que encaja muy bien en el perfil de empresarios, viajantes y autónomos que trabajan en constante movilidad. 

Al día de hoy y según han informado los propios representantes de la compañía, ya existen varios modelos de portátil que cuentan con las indicaciones necesarias para obtener la certificación de Proyecto Athena. Pero la meta es hacer de esta certificación un estándar general para todos los dispositivos portátiles.

Los requisitos necesarios para tener la etiqueta de Proyecto Athena

Dentro de las características especiales que debe tener un portátil certificado por Proyecto Athena, se incluye una autonomía ininterrumpida de 9 horas de uso y una autonomía total de 16 horas para reproducción de vídeo.

Además, los portátiles con esta etiqueta deben ser capaces de reactivarse en menos de un segundo. También deben incorporar un sistema de carga rápida que permita obtener por lo menos cuatro horas de autonomía con una carga inicial de treinta minutos.

Por supuesto, todos los portátiles certificados por Proyecto Athena deben contar con procesadores Intel Core de décima generación y tener al menos 8 GB de RAM, además de un mínimo de 256 GB de almacenamiento interno.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.