Volver a los artículos

Para los despistados: qué diferencia un iPad de una tablet

Lo primero que tienes que saber es que un iPad es una tablet como cualquier otra. Sin embargo lo que hace la diferencia es que la primera es un producto desarrollado por Apple, en los tiempos de Steve Jobs, un hombre que no dejaba nada al azar y que se preocupó de que la mayoría de sus productos llevarán esa “i” minúscula que representa la conectividad a internet.

Diferencias entre una tablet y un iPad

A nivel estético, hay que reconocer que el iPad tiene un sello de distinción y calidad que va muy por delante de otros modelos de tabletas. Con una carcasa exterior de aluminio y una pantalla retina, no hay duda de que el producto tiene excelentes acabados y una resolución estupenda.

Por otro lado, en el ámbito de las tablets podemos encontrar mucha variedad de modelos con distintos niveles de calidad. Las hay con carcasas de plástico, con aleaciones metálicas o con partes de aluminio que intentan emular el iPad. En este sentido, tenemos mucho más donde elegir y un mayor rango de precios dependiendo de nuestras necesidades y el uso que le demos a la tablet.

En importante puntualizar que el iPad tiene un diseño único y no ofrece muchas posibilidades de personalización. Cuando lo compras asumes que no tiene ranura para insertar una tarjeta de ampliación de memoria ni mucho menos cuenta con salida para HDMI. Tienes que conformarte con la memoria RAM y el almacenamiento interno que viene por defecto.

iPad ofrece exclusividad y diseño de calidad pero reduce el acceso a aplicaciones

Otra de las pegas que se pueden encontrar en el iPad, comparado con una tablet corriente, es que cuenta con un sistema operativo que tiene menos penetración que el famoso sistema Android, presente en prácticamente todos los dispositivos móviles del mercado.

Por otro lado, el sistema operativo Android ofrece amplias libertades de configuración y personalización, además de contar con una tienda de aplicaciones definitivamente más grande y variada que la que ofrece Apple en sus dispositivos.

Por lo tanto, a la hora de comprar una tablet o un iPad debes evaluar concienzudamente si buscas libertad de configuración y personalización o si te basta con un sistema operativo robusto como iOS y el conjunto de aplicaciones que ofrece Apple. Eso marcará la diferencia, además del precio de cada dispositivo.

El actual iPad Pro ronda los 880€, mientras que en el mercado de los tablets con Android puedes encontrar dispositivos con un rango de precios que van desde los 40€ a los 500€.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.