Volver a los artículos

¿Qué consola retro es mejor para comprar?

Consola retro - Celside Magazine

A pesar de que hoy en día existen emuladores para poder correr juegos clásicos en el ordenador, para los más nostálgicos no hay nada mejor que jugar en una consola retro. Sí, esos aparatos que llevan décadas en el mercado y que, en algunos casos, ya se han dejado de fabricar.

Afortunadamente, hay compañías que, entendiendo el amor por la nostalgia de algunos jugadores, han decidido relanzar sus consolas más antiguas. Esto, para reavivar el interés por títulos emblemáticos que hoy en día forman parte de la historia de los videojuegos.

En el siguiente artículo te hablamos de este tipo de consolas y te ofrecemos algunos consejos para saber qué consola retro comprar

Cómo elegir la mejor consola retro

Una de las primeras cosas en las que nos tenemos que fijar al comprar una consola retro es en su tamaño. No es lo mismo una grande que ocupa bastante espacio, que una portátil que podamos transportar con facilidad. Aquí el criterio que debe imperar es el uso que le vamos a dar a la consola.

Si nuestro plan es jugar desde la comodidad de nuestro sofá en casa, lo mejor es optar por una consola clásica de tamaño tradicional. Si, además, le buscamos hueco al lado de la televisión, pues mucho mejor. Esto, porque la mayoría de ellas necesitan una pantalla auxiliar para poder correr los juegos instalados en ellas.

Otro punto importante al que tenemos que prestar atención es a la compatibilidad con nuestro televisor. Debemos asegurarnos de que los cables de la consola se pueda conectar a él. Esto, considerando que algunas consolas pueden tener conexiones VGA o RCA. De nada sirve contar con una consola retro, si no podemos conectarla. 

Consolas Nintendo, las más solicitadas

Como era de esperar, la consola Nintendo retro es una de las más populares. Esto porque esta compañía ha sido y sigue siendo un referente en lo que a videojuegos se refiere. Fue gracias a ella que conocimos títulos como Super Mario World y todas las versiones que vinieron después.

Nintendo, siendo consciente del hype de la marca, relanzó algunas de sus consolas emblemáticas y es por eso que hoy en día se pueden comprar sin problemas. Algunas, incluso, vienen adaptadas con conexiones modernas como HDMI o USB, para que se puedan conectar fácilmente con otros dispositivos. Este es el caso, por ejemplo, de la Nintendo Classic Mini. Una réplica de la primera consola de la compañía.

Otro ejemplo es el de la Super Nintendo Classic Mini, una réplica de la consola original que incluye dos mandos retro Super NES. Tiene conexión HDMI y un cable de alimentación por USB. Tiene 21 juegos preinstalados con clásicos como Super Mario World, Zelda, Super Metroid o Street Fighter II.

Cabe señalar que ambas consolas aparecen en el catálogo oficial del fabricante y se pueden comprar nuevas. Sin embargo, en internet podremos encontrar una amplia oferta de consolas retro de Nintendo, pero de segunda mano. Aquí la clave será evaluar el estado general y confirmar que las conexiones funcionen para echar a correr los juegos.

No nos olvidemos de Atari

Atari fue, junto con Nintendo, uno de los fabricantes de consolas más reconocidos del mercado. Abrió camino y trajo mucha innovación al mundo de los videojuegos, en tiempos en donde ver muchos píxeles juntos en una pantalla era una maravilla

La compañía, también consciente de su éxito, ha decidido relanzar su legendaria consola Atari 2600. Pero, esta vez, con nuevas características como procesador más potente, más memoria RAM, conectividad de doble banda y hasta Bluetooth 4.0. Eso sí, los guiños nostálgicos se mantienen con los joysticks clásicos y un diseño a todas luces retro.

Al igual que sucede con las consolas de Nintendo, es posible encontrar la Atari 2600 original en el mercado de segunda mano y por precios que dependen mucho del estado de la consola. Si no quieres arriesgar, puedes invertir en la consola actualizada de la compañía.

¿Y qué pasa con PlayStation?

PlayStation es otro de los gigantes de los videojuegos. La compañía lanzó en el 2018 una versión mini de su primera consola, la PS1. Tenía 20 juegos precargados e incluía 2 controles clásicos. Al igual como lo hizo Nintendo, se actualizaron las conexiones. Integrando cable HDMI y otro USB.

Y sí, hablamos en pasado porque esta consola fue todo éxito y ya no está disponible en el catálogo de la compañía. Solo es posible encontrarla en el mercado de segunda mano, en manos de coleccionistas o tiendas especializadas.

Consolas nuevas con retrocompatibilidad

Para evitar problemas de retrocompatibilidad, algunos fabricantes han actualizado sus consolas modernas para correr en ellas juegos de consolas más antiguas. Esto sucede, por ejemplo, con la PS5 o la PS4, consolas en las que se puede cargar un lote de juegos llamado SEGA Mega Drive Classics. Dentro del paquete hay más de 50 títulos clásicos como Sonic o Streets of Rage.

Nintendo también ofrece lotes de carga de juegos clásicos en la versión portátil de su consola oficial, la Nintendo Switch. Se puede acceder a ellos a través de la página web del fabricante, en donde además se ofrece un sistema de suscripción mensual, trimestral y anual.

Entonces, si buscas una consola retro, tienes las versiones mini ofrecidas por los fabricantes o la opción de comprar una original en el mercado de segunda mano. También puedes comprar consolas más modernas que incluyen paquetes de juegos con títulos retro. Eso, a menos que quieras saber todo sobre la nueva Xbox, para dejar lo retro en el pasado y pasarte al lado moderno de la fuerza.

Foto de Hello I’m Nik en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.