Volver a los artículos

Una tablet para niños, el mejor regalo para estas Navidades

tablet para niños navidades - Celside Magazine

Se acerca la Navidad y es hora de comenzar a preparar la carta a los Reyes Magos. Algo que entusiasma a los más pequeños de la casa, que sueñan con recibir cosas interesantes y divertidas. En este escenario festivo y lleno de alegría, la tecnología ha ganado terreno y ha logrado introducir un nuevo regalo de interés para estas fechas señaladas: la tablet para niños.

Las tablets para estudiar o trabajar han tenido éxito porque ofrecen conectividad y comodidad. Con ellas no necesitamos llevar a todos lados nuestro portátil para ver series o completar tareas que hace unos años solo se podían hacer desde un ordenador de escritorio. Es aquí también, en donde entra el concepto de tablet o iPad para niños. Como una opción cómoda e inteligente para reforzar el aprendizaje de nuestros peques.

Sin embargo, el comprar una tablet a un niño no es algo baladí. Requiere un compromiso de responsabilidad de los padres. Primero, porque deberán vigilar que el niño no abuse del uso de estos dispositivos y segundo, porque deberán instalar en el dispositivo aplicaciones que sean adecuadas para él. Algo que si se hace de manera responsable, puede potenciar y mucho la inteligencia de nuestros hijos.

A continuación, analizamos una serie de factores que debemos considerar a la hora de comprar estos dispositivos. También, ofrecemos un listado con las mejores marcas de tablet para ayudar al estudio y el aprendizaje de nuestros hijos.

Recomendaciones de edad para el uso de una tablet para niños

La Asociación Americana de Pediatría tiene en su página web una serie de recomendaciones para el uso de dispositivos tecnológicos. De hecho, cuenta con un plan de consumo que funciona como guía para saber en qué momento introducirlos en la vida del niño.

Bajo estas indicaciones, no es recomendable exponer a niños menores de 2 años al uso de tablets y, en general, a otros dispositivos electrónicos. En este caso, la única excepción se hace con las videollamadas en donde los niños pueden interactuar con familiares.

Entre los 2 y 5 años se puede introducir de manera gradual el uso de una tablet. La idea es acompañar al niño y guiarlo para que la experiencia de consumo de contenido de películas o juegos sea enriquecedora y productiva. El tiempo de uso recomendado es 30 minutos al día y siempre con supervisión de un adulto.

De 6 a 12 años se recomienda un uso diario de 1 hora, también con la supervisión de un adulto. En este caso, se deberá combinar esta actividad con 1 hora de ejercicio al día, reuniones familiares, descanso y otras actividades sociales.

De todas formas, la AAP sugiere hacer planes específicos de acuerdo al sistema familiar y criterios de los padres. Si ofrecemos contenido de calidad y aprendizaje, el tiempo de uso puede ampliarse un poco más en según qué rango de edad. Aun así, el tiempo de uso de estos dispositivos nunca debe reemplazar otras actividades del niño.

¿Qué medidas son las más recomendadas?

Lo primero que debemos tener en consideración a la hora de comprar una tablet para niños es el tamaño. No es lo mismo una de 7 pulgadas que una de 12. De hecho, hay tareas específicas que se podrán hacer mucho mejor en unas que en otras. Por tanto, tenemos que identificar con claridad cuál es el uso que el niño le dará al dispositivo según su edad.

Para jugar

Si la función de la tablet es ofrecer una herramienta de diversión para el niño, debemos privilegiar el tamaño de la pantalla. De esta forma, la experiencia en juegos o  el consumo de material en streaming será mucho más completo. No es lo mismo ver una película de Disney en una pequeña pantalla de 7 pulgadas que en una de 12 pulgadas. En esta última tanto las películas como los juegos lucirán mucho más. Mejor aún, si la tablet tiene una pantalla de alto contraste y colores intensos.

En este caso, el tamaño ideal de la pantalla debiera estar entre las 8 y 12 pulgadas. Sin olvidar que a mayor superficie, más consumo de energía habrá. Esto produce que el precio se eleve debido a la presencia de componentes, procesadores y baterías de nivel más avanzado.

Es importante señalar que una tablet más potente puede exigir cierto control que un niño no sea capaz de llevar. Por lo tanto, aquí será clave la supervisión del adulto. Primero, para ayudar a nuestro hijo en el proceso y segundo, para proteger la inversión.

Para aprender

Si queremos una tablet para incentivar el aprendizaje básico en los niños, podemos elegir opciones con pantallas más pequeñas. Esto, porque existen suficientes aplicaciones y juegos didácticos que se pueden gestionar sin problema desde paneles reducidos. Aquí es donde entran las tablets de 5 a 7 pulgadas.

Habitualmente, las tablets para niños más pequeñas suelen estar enfocadas al rango de edad de entre 2 a 5 años. Y por tanto, son también las que más protecciones tienen. Esto, por si sufren golpes o caídas imprevistas mientras el niño manipula el dispositivo.

¿Y la capacidad?

La capacidad de una tablet para niños varía en función del nivel de complejidad que el niño pueda soportar. No tiene sentido ofrecer una tablet con mucha RAM, un procesador súper moderno y un almacenamiento astronómico si el niño solo la usará para juegos didácticos livianos y básicos.

Otra cosa es que el peque esté en un rango de edad de 6 a 12 años y queramos ver una película de Disney en streaming, sin cortes y con una imagen de buena calidad. En este caso, será fundamental buscar una que, además de grande, tenga prestaciones técnicas para que la experiencia de visionado sea fluida. Algo que, por supuesto, una tablet pequeña y limitada no podrá hacer.

Entonces, el criterio que debe imperar para elegir la capacidad de una tablet, además de la complejidad de las tareas, serán los requisitos de las propias aplicaciones o juegos que vayamos a instalar en la tablet.

Por ejemplo, si estamos hablando de un niño de 11 años que usará la tablet para completar tareas, tendremos que pensar en una tablet de alto rendimiento. Mínimo unos 16 GB de memoria interna, un buen procesador de cuatro núcleos y una RAM de por lo menos 2 GB o superior. El almacenamiento interno también debe ser generoso, por encima de los 64 GB. El sistema operativo debe estar actualizado a Android 9 o 10 y la pantalla, por supuesto, debe ser grande.

Sin embargo, para niños de entre 5 y 6 años que usen aplicaciones con poco impacto en el procesador y la memoria interna, se puede optar por prestaciones técnicas discretas. Se puede aceptar un sistema operativo más antiguo como Android 8.1 y 8 GB de memoria interna.  En este caso, también, la pantalla puede ser más pequeña.

Diferencias entre tablets y iPad para los más pequeños

A la hora de comprar una tablet para niños, la primera duda que surge es si los iPads entran en esa categoría. Y la respuesta corta es sí. Sin embargo, existen importantes diferencias técnicas y de materiales en este último producto. Por lo mismo, es importante echar un vistazo a las diferencias, para saber si son o no la opción más adecuada para un niño.

Precio

En términos de concepto, iPad y tablet son lo mismo. Con la diferencia de que la primera denominación refiere a tablets fabricadas de forma exclusiva por Apple. Estas cuentan con prestaciones técnicas e incluso acabados distintos. Esto también se nota en el precio. Los iPads suelen estar, habitualmente, por encima del precio de las tablets tradicionales.

Tamaño

Otra diferencia importante radica en el tamaño. El dispositivo más grande de Apple es el iPad Pro, con una pantalla de 12,9 pulgadas. Y su tableta más pequeña es el iPad Mini 4, con una pantalla de 7,9 pulgadas. Por lo que si estamos buscando una tablet básica con pantalla pequeña para un niño de entre 2 y 5 años, tendremos que pensar en modelos fuera del catálogo de Apple.

Sistema operativo

Otra cosa que hay que tener en cuenta a la hora de decidir entre tablet o iPad para niños, es el sistema operativo del dispositivo. Un iPad cuenta con sistema operativo iOS, que se usa de manera exclusiva en dispositivos de Apple. Con él podremos acceder a la tienda de aplicaciones proporcionada por el propio fabricante, pero no podremos acceder a Google Play o a aplicaciones de descarga exclusiva para Android.

Por lo mismo, antes de decantarnos por uno u otro producto, debemos revisar si las aplicaciones de juegos, streaming o aprendizaje que usará el niño son compatibles con uno u otro dispositivo.

Conectividad

El cuarto punto a tener en consideración a la hora de decantarse por las distintas alternativas de tablets para niños, es la conectividad. Los iPads no cuentan con puerto USB ni salida para HDMI y tendremos que usar adaptadores si queremos conectarlas a otros dispositivos. Sin embargo, las tablets con Android suelen ser más versátiles. Las podemos encontrar con puerto USB-C y distintas entradas para HDMI e incluso ranuras para expandir la memoria interna.

Solo si nuestro entorno cuenta con otros dispositivos de Apple, entonces podemos pensar en un iPad como la opción ideal para niños en estado de aprendizaje más avanzado.

Mejores marcas de tablet para niños

Existen tablets para niños recomendadas, con distintas prestaciones según el uso y edad. A continuación, mostramos el listado de estos dispositivos junto con sus características más importantes.

Vtech – Storio Max

Una tablet para niños que podemos encontrar en Amazon por un precio que ronda los 99 euros. Tiene una pantalla táctil de 5 pulgadas y una cámara giratoria de 180 grados. Tiene 8 GB de memoria interna y utiliza un sistema de cartuchos para jugar. Es decir, no tiene acceso a Google Play, pero le podemos añadir unos cartuchos de juego o aplicaciones de la tienda de Storio, ofrecida por el fabricante.

Su uso está indicado para niños de entre 3 y 11 años. Pero, debido a sus limitaciones y el no tener acceso a Google Play, parece ser la opción ideal para niños más pequeños y en niveles básicos del aprendizaje.

Tablet Clan Lunnis de Leyenda

Un dispositivo que es el resultado de la colaboración entre la marca de tablets Kurio y Clan, el canal de televisión para niños administrado por RTVE (televisión española).

Tiene una pantalla de 7 pulgadas LCD HD con resolución 1280 x 800 píxeles. El procesador es Quadcore y tiene 8 GB de almacenamiento interno. Cuenta, además con conectores USB, mini HDMI y una ranura para tarjetas SD de hasta 32 GB.

Esta tablet viene con contenidos precargados y navegador web con filtro de contenidos especial para niños. Tiene fondos personalizados, biblioteca infantil e incluye aplicaciones Clan TV. Se suman aplicaciones educativas y juegos interactivos, además de acceso a la tienda Kurio Store. Su precio ronda los 103 euros en Amazon.

Dragon Touch Tablet

Tablet con pantalla de 7 pulgadas y resolución 1024 x 600. Tiene sistema Android 9.0 y procesador Quad Core. La memoria RAM es de 2G y tiene 16 GB de ROM. Además, se le puede meter una tarjeta SD para ampliar la capacidad de almacenamiento.

Un dispositivo más avanzado que puede funcionar bastante bien con niños de entre 2 y 7 años. Viene, también, con una funda protectora y tiene un sistema de ajuste de dos posiciones. Está disponible en color rosa y azul.

Otra de sus ventajas es que viene con la aplicación Kidoz preinstalada, para correr juegos infantiles. Por lo demás, se puede usar igual que una tablet normal para acceder a redes sociales y YouTube. Eso sí, para limitar el acceso del niño a ciertos sitios, tiene control parental. Su precio ronda los 90 euros.

Yotopt 4G LTE Tablet 10 pulgadas

Una opción más avanzada para niños entre 6 y 12 años. Este dispositivo entra en la categoría de tablets para niños 10 pulgadas, con las cuales se pueden ver sin problemas películas o series con muy buena resolución. El sistema operativo es Android 9.0 y tiene un procesador de 4 núcleos. La RAM es de 4 GB y tiene un almacenamiento interno de 64 GB escalable a 128 GB con tarjeta SD.

Con estas prestaciones técnicas el dispositivo garantiza una excelente fluidez en el manejo de aplicaciones y otros programas instalados. La batería es de 5000 mAh y ofrece una autonomía de hasta 6 horas de funcionamiento. Un valor que puede variar dependiendo del brillo de la pantalla y la potencia que exijan algunas aplicaciones.

Esta tablet cuenta con conexión Wifi y Bluetooth, por lo que no tiene problemas para conectarse a internet y emparejarse con otros dispositivos del hogar. Su precio gira en torno a los 120 euros.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Esta tablet es la opción si estamos pensando en un niño que está a punto de pasar a la adolescencia (11 años en adelante). Ofrece mucha más capacidad y cuenta con un procesador de última generación, el Exynos 9611. El dispositivo tiene una pantalla de 10,4 pulgadas, 4 GB de RAM y un almacenamiento interno de 64 GB. El sistema operativo es Android 10.

Por supuesto, cuenta con Wifi, Bluetooth y se conecta sin problemas a la tienda de aplicaciones de Google. Debido a sus prestaciones técnicas es muy rápida y garantiza un buen rendimiento en todo tipo de aplicaciones, incluso juegos de nivel más alto. Para YouTube o Netflix, es la mejor opción por la resolución de 2000 x 1200 píxeles, superior al resto de modelos de este listado. Además, su pantalla táctil es compatible con Stylus para dibujar en la tablet.

Su precio ronda los 320 euros y por ser la más cara de todas, es preferible que el niño la use siempre con una funda de material resistente. También se sugiere instalar un protector de pantalla templado.

Esto, además de aplicar todos los resguardos necesarios para el uso de tablet para niños, garantizará un acercamiento sano de nuestros hijos a la tecnología. Con las recomendaciones de la Asociación Americana de Pediatría y, por supuesto, la responsabilidad de padres y tutores.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.