Volver a los artículos

Alternativas de acceso a internet si la fibra no llega a tu casa

Conexión fibra internet - Celside Magazine

La fibra óptica no llega a todos los lugares de España y los motivos por los que esto puede suceder son diversos. Ya sea porque determinada zona no cuenta con los requisitos técnicos mínimos para su instalación o porque aún no hay ningún proveedor de fibra que tenga cobertura en determinada área geográfica.

Sea como sea y mientras la demanda y disponibilidad de fibra aumenta en el país, es importante saber qué otras opciones hay.  

En este artículo te contamos cuál es la diferencia entre fibra óptica y otros tipos de conexión. Además, te mostramos qué alternativas de acceso a internet tienes, en caso de que la fibra no llegue a tu casa.

¿Qué es el ADSL?

Es una tecnología que permite el acceso a internet de banda ancha utilizando una infraestructura de cables de cobre que se despliegan por todas las zonas a donde se desea dar cobertura.

Este tipo de conexión ha sido la que se ha usado durante muchos años en España y es la que ha permitido conexión a internet y al mismo tiempo disponer de una línea telefónica. Sin embargo, es mucho más lenta que la fibra óptica y está sujeta a problemas técnicos como interferencias en la transmisión producto de cambios de temperatura o tensión en la infraestructura que la sostiene.

Aun así, el ADSL tiene una cobertura mucho más amplia y se encuentra en la mayoría de ciudades de España.

¿Qué es la fibra óptica?

Es un tipo de tecnología que ofrece acceso a internet utilizando cables de plástico o vidrio por los cuales se envía un impulso fotoeléctrico. Los cables son extremadamente finos y, por lo mismo, son mucho más fáciles de manipular que los cables de cobre de la infraestructura ADSL.

Otra particularidad que tienen los cables de fibra de plástico o vidrio es que la señal que se envía a través de ellos viaja mucho más rápido. Esto les permite transportar enormes cantidades de datos sin presentar mayores problemas de comunicación. De hecho, las velocidades de conexión alcanzadas por los cables de fibra óptica superan y por bastante a las que se pueden alcanzar con cables para ADSL.

Alternativas a la fibra óptica

Si vives en un sitio en donde no hay fibra óptica y tampoco tienes la opción de contrastar ADSL, tienes otras opciones. Las más importantes y a las cuales puedes acceder actualmente son:

Conexión 4G

Es una conexión parecida a la tarifa de datos ofrecida por los operadores en los teléfonos móviles. Pero la diferencia es que ofrece mayor capacidad de navegación. Esto, porque las tarifas de datos de los móviles, aunque permiten compartir conexión con otros dispositivos, suelen tener limitaciones de consumo. Esto es así porque los operadores vigilan que no haya un uso abusivo de este servicio que, en rigor, está pensado para conectar un dispositivo.

Por lo mismo, podemos decir que la conexión 4G funciona como la tarifa de datos móvil, pero enfocada en el consumo de hogar. 

Para usar esta opción es necesario contar con un router compatible con la conexión del proveedor. De esta forma, el dispositivo captará la señal y la podrá distribuir al resto de dispositivos conectados que tengamos en casa.

Este tipo de conexión puede superar en velocidad a las de ADSL, aunque su rendimiento final dependerá y mucho de la cobertura inalámbrica. Si estamos en un sitio en donde la cantidad de antenas de operadores no es suficiente, podemos notar ciertas dificultades para conectar.

Conexión con WiMAX

WiMAX son las siglas de Worldwide Interoperability for Microwave Access. Un tipo de conexión que funciona mediante microondas. Es un tipo de tecnología indicado para zonas rurales o zonas con poca población y en donde es complicado montar una red de cables ADSL o fibra óptica.

WiMAX funciona utilizando las ondas de radio terrestres, por las cuales pueden viajar los datos y la voz. Lo que permite conexión a internet sin necesidad de contar una compleja infraestructura de cables en la zona en donde vivimos. Este sistema funciona mejor que el ADSL, aunque sigue estando muy por debajo de las conexiones por fibra óptica.

Para instalar WiMAX es necesario contar con una antena en nuestra casa, que será la que capte las señales de otras antenas. La desventaja de este sistema es que la antena debe estar enfocada en dirección al lugar en donde se emite la señal. Por lo tanto, si vivimos en un sitio en donde hay obstáculos como montañas, árboles o cualquier otro elemento que impida la correcta captación de la señal, podríamos tener problemas en nuestra conexión.

De hecho, en algunos casos y para solventar los obstáculos, se suelen instalar repetidores de forma estratégica en la zona. Esto, para mejorar la cobertura de la señal.

Conexión por satélite

Si no podemos acceder a las opciones anteriores, nos queda la alternativa de conexión a internet por satélite. Una opción que garantiza cobertura, ya que puede llegar a los lugares más alejados de la tierra y sin importar si hay infraestructura de cables. 

Para este tipo de conexión tendrás que instalar una antena fuera de casa que será lo más parecido a una parabólica. Poco discreta, pero eficiente para ofrecer una conexión a internet. Además de la antena, necesitarás un router que será el que luego distribuirá la señal al resto de dispositivos conectados de tu casa.

Foto de Bram Naus en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.