Volver a los artículos

Cómo saber si te están robando Wi-Fi y cómo evitarlo

robando Wi-FI - Celside Magazine

Las redes Wi-Fi ganan popularidad por ofrecer acceso a internet de forma inalámbrica. Algo que facilita la conexión desde cualquier dispositivo con una antena que pueda captar la señal emitida por un router. Todo esto, prescindiendo completamente de cables y adaptadores.

Sin embargo, a pesar de que la Wi-Fi parece ser una gran solución para mantener nuestro hogar conectado, también puede ser un agujero de seguridad si no tomamos las medidas adecuadas. Esto porque existen personas malintencionadas que podrían usar nuestra conexión sin nuestro consentimiento.

Para evitar que alguien nos robe la Wi-Fi es muy importante conocer los síntomas producidos por este problema. Además, debemos aplicar una serie de medidas para evitar este flagelo.

Síntomas que indican que alguien nos roba la Wi-Fi

Cuando algún vecino o persona cercana está accediendo a nuestra Wi-Fi sin nuestro consentimiento podemos identificar ciertas señales en nuestra conexión de internet. Las principales son:

La conexión a internet va más lenta

El primer síntoma de que alguien está accediendo a nuestra Wi-Fi es la baja velocidad cuando navegamos por distintas páginas web. Esto se hace evidente si el intruso está utilizando la conexión para ver contenido en streaming o para descargar mucha información de un tirón.

Los operadores suelen ofrecer un ancho de banda determinado. Por lo mismo, si el intruso utiliza mucho, lo que hace es dejarnos poco a nosotros. En este caso, nosotros recibiremos una velocidad limitada y mucha dificultad para echar a correr juegos o programas que requieren un gran ancho de banda.

El router sigue parpadeando incluso con todos los dispositivos apagados

Si apagas todos los dispositivos conectados que hay en tu casa, pero la luz del router sigue parpadeando como si hubiera un dispositivo conectado, eso es señal inequívoca de que te roban Wi-Fi.

La conexión se pierde de forma esporádica

Si mientras navegas la conexión Wi-Fi deja de funcionar de forma esporádica, es muy probable que la causa sea el uso fraudulento que está haciendo de ella un intruso.

¿Cómo confirmar las sospechas de robo de Wi-Fi?

La forma más sencilla de confirmar que los síntomas antes mencionados son la causa directa de un intruso en nuestra red es entrando en la configuración de nuestro router.

Todos los routers cuentan con un apartado en donde podemos revisar en tiempo real el número de dispositivos que están conectados a la red. Se accede a él a través del navegador de nuestro dispositivo y escribiendo una dirección IP en la barra de direcciones.

Aquí la clave es tener identificados previamente todos los dispositivos de nuestra casa que se conectan a la Wi-Fi.

Si no hemos identificado previamente los dispositivos, el procedimiento es bastante sencillo. Tenemos que apagarlos todos y luego encenderlos uno a uno, dejando uno o dos minutos de diferencia entre cada uno. Tiempo suficiente para ir al panel de control del router y ver el nombre del dispositivo que acabamos de encender y que se ha conectado a la red. Lo escribimos en un papel y seguimos con el siguiente dispositivo. Una vez que hayamos completado el proceso, tendremos una lista con los nombres de todos los dispositivos conectados en nuestra casa.

De esta forma, si en algún momento se conecta un dispositivo que no corresponde a los nuestros, sabremos a ciencia cierta que ese es el ladrón de Wi-Fi.

Cambiar la contraseña de la Wi-Fi

Si hemos detectado un intruso en nuestra red lo mejor es cambiar la contraseña del router. Esto, porque de seguro el intruso ha logrado hacerse con ella y la está utilizando para conectarse a nuestra Wi-Fi.

Hay que evitar el uso contraseñas muy evidentes como el número de nuestra casa combinado con nuestro nombre. En lo posible debemos usar palabras sin un significado aparente, mezcladas con minúsculas, mayúsculas, números y símbolos. De esta forma se lo ponemos mucho más difícil a los ladrones de Wi-Fi.

Hacer la Wi-Fi invisible para otras personas

Si queremos garantizar una total privacidad para nuestra conexión Wi-Fi, podemos hacer que esta sea invisible a personas del entorno. Para hacerlo debemos acceder a la configuración avanzada del router y buscar la opción Hide SSID u Ocultar SSID.

Cuando activamos esta opción lo que hacemos es volver invisible el nombre de nuestra Wi-Fi a otras personas que estén revisando las conexiones disponibles desde un dispositivo conectado. De esta forma, cuando el ladrón de Wi-Fi mira las conexiones Wi-Fi que hay en el área, el nombre de la nuestra no le aparecerá.

Es importante aclarar que nuestra señal Wi-Fi no deja de funcionar. Simplemente no aparecerá su nombre en el listado público de redes disponibles.

¿Cómo acceder a una señal Wi-Fi oculta?

Para acceder a una señal de Wi-Fi oculta debemos ir al símbolo de red de nuestro dispositivo y buscar las conexiones disponibles. Dentro del listado veremos que la nuestra aparece con la etiqueta Red oculta. Pinchamos en ella y se nos pedirá el nombre de red (SSID) y la contraseña. Ingresamos los datos y ya está. Nos podremos conectar sin problemas.

En este caso, que nuestra red aparezca como oculta garantiza que solo los que conocen su nombre puedan conectarse a ella. De ahí la importancia de compartir el nombre y contraseña de la Wi-Fi solo con los habitantes de la casa o con aquellas personas a las que hemos autorizado previamente.

Foto de Stephen Phillips – Hostreviews.co.uk en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.