Volver a los artículos

El dilema que supone acercar a nuestros hijos a la tecnología: recomendaciones útiles

Hijos tecnología - Celside Magazine

Ser padres en el mundo actual no es fácil. La cantidad de estímulos que ha traído la tecnología y sus avances tiene pros y contras para los hijos. Siempre está el miedo de transformar a los niños en adictos a las consolas o cualquier dispositivo conectado que pueda poner en peligro el canal de comunicación natural en la familia.

Sin embargo, la tecnología también tiene cosas positivas que pueden incentivar el aprendizaje de los niños e incluso reforzar la relación con sus padres. Ahí tenemos los móviles, los mensajes electrónicos y las videollamadas que permiten mantener los canales de comunicación siempre activos. Todas estas son vías que, bien utilizadas, pueden reforzar el vínculo familiar.

¿Qué es la maternidad 3.0?

Es el nombre que recibe la nueva tendencia que lleva a las madres de entre 30 y 39 a compartir en redes sociales su experiencia con los hijos. Esta tendencia se ha hecho notar gracias a bloggers, influencers e instagramers que aprovechan la tecnología no solo para compartir su experiencia, sino también para ofrecer consejos y recomendaciones sobre cómo cuidar a los hijos.

Uno de los principales beneficios de esta tendencia es que permite crear redes de apoyo entre madres que comparten las mismas dudas e interrogantes. Sumando a eso los consejos y recomendaciones que, en la mayoría de los casos, están en línea con las recomendaciones médicas y profesionales.

¿Padres en la era digital?

Las tendencias de las madres, por supuesto, también afectan a los padres. De esta forma, no solo se crean redes de apoyo, sino también plataformas especializadas con servicios destinados a mejorar la experiencia con los hijos.

De hecho, existe una gran cantidad de páginas webs y aplicaciones para el móvil que buscan incentivar no solo el aprendizaje de los hijos, sino también reforzar la experiencia de los padres. Algo que resuelve el gran miedo de que la tecnología nos termine alejando aún más de nuestros hijos.

La mayoría de las iniciativas que buscan unir la paternidad con la tecnología intentan siempre mejorar el vínculo que ya existe. Ya sea ofreciendo sugerencias de cuidado o enseñando cuáles son las formas más adecuadas para gestionar esta responsabilidad que para muchos es nueva.

Aplicaciones útiles para padres

Dentro de las herramientas tecnológicas disponibles para padres tenemos las aplicaciones para móviles. Y hay tantas como necesidades que cubrir.

Tenemos algunas como Baby2Body, que funciona como un entrenador personal para madres que están en proceso de gestación. Sin embargo, las opciones son variadas. Hay aplicaciones como Find Muy Kids, que combinando GPS y Google Maps permiten conocer la ubicación exacta de nuestro hijo. O también tenemos aplicaciones de control parental como Qustodio que permiten bloquear aplicaciones o funciones en un móvil que compartamos con nuestro hijo.

Por supuesto, cada aplicación que refuerce la labor de los padres dependerá también de la edad de sus hijos. No podemos usar controles parentales en bebés. Esto, porque no es recomendable que interactúen con dispositivos conectados desde tan temprana edad. Lo mismo ocurre con algunas aplicaciones de juegos para niños. Todas ellas tienen unos límites de edad claros y que consideran una edad recomendada para el primer acercamiento a la tecnología.

¿Cuál es la edad recomendada para que un niño use un móvil?

La edad recomendada para que un niño use un móvil es de 15 años. Pero es importante tener en cuenta algunos matices importantes que podrían adelantar el encuentro de nuestros hijos con la tecnología.

Así, por ejemplo, si nuestro hijo tiene 5 años podemos compartir con él una imagen en nuestro propio móvil o tableta. De la misma forma podemos hacer que participe de una videollamada supervisada por nosotros y en donde el niño no necesite más que estar presente. Estas son formas en donde podemos acercar a nuestro hijo a la tecnología, pero siempre bajo nuestro control y sin ofrecerle un dispositivo exclusivo para su uso.

Aquí la clave es la responsabilidad y el sentido común. Más aún, cuando es sabido que el poseer un dispositivo conectado es también un tema delicado porque nos enfrenta a estímulos que un niño no podrá manejar adecuadamente. Por ejemplo, tenemos el caso de las redes sociales con opiniones sin filtro o el peligro del ciberbullying.

Teniendo las consideraciones adecuadas y evitando los riesgos innecesarios, acercar a los hijos a la tecnología siempre será un buen paso. Especialmente si lo hacemos con nuestra contención emocional y supervisión. Sin olvidar los usos recomendados y las edades adecuadas para introducir lentamente a nuestro hijo en el mundo de los dispositivos conectados e internet.

Foto de Robo Wunderkind en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.