Volver a los artículos

La conducción autónoma avanza: Waymo presenta un taxi que no requiere conductor

Taxi autónomo - Celside Magazine

La tecnología necesaria para ofrecer coches autónomos que no necesitan conductores humanos ya está entre nosotros. Tanto así que Waymo, filial de Alphabet, ya ofrece un servicio de taxis autónomos en Estados Unidos.

Sin embargo, todavía hay dudas sobre este tipo de transporte. Principalmente, por la trayectoria que ha tenido en el pasado. Otras empresas como Tesla o Uber han explorado este camino y con el tiempo se han encontrado con polémicas y dificultades técnicas. Por lo mismo, resulta complicado definir si el avance de Waymo es suficiente para imponer su sistema de manera global.

En este artículo te hablamos del progreso que han tenido los sistemas de conducción autónoma y te contamos más detalles sobre la iniciativa de Waymo.

¿Qué es la conducción autónoma?

La conducción autónoma es un sistema que permite que un coche se pueda controlar y dirigir sin intervención humana. Esto implica un tipo de fabricación diferente en donde se incluye tecnología que hace posible esta función.

La fabricación de un coche autónomo debe integrar, además, el hardware necesario para que la tecnología añadida pueda funcionar. Esto implica el uso de sensores y varias cámaras de vídeo que son las encargadas de percibir e interpretar el entorno. Toda la información es enviada al sistema central que será el encargado de enviar las instrucciones de manejo a las partes mecánicas del vehículo.

Los coches autónomos pueden equipar un motor térmico o eléctrico, indistintamente. Sin embargo, siempre deben contar con transmisión automática.

La instalación de cámaras se hace en el cristal delantero, en los laterales y en la parte trasera del coche. Estas trabajan de manera conjunta con los sensores y radares para monitorizar el entorno y crear un mapa digital de la carretera o calle por la cual se mueve el vehículo.

Niveles de conducción autónoma

Para que un coche sea autónomo debe cumplir con ciertas condiciones de fabricación y desempeño. La Sociedad de Ingenieros de la Automoción (SAE) establece 5 niveles que determinan la autonomía de un coche. Estos se distribuyen de la siguiente forma:

Nivel 0

Coches en donde el control y todas las decisiones son tomadas por una persona. Es decir, sin tener un umbral de autonomía. Este nivel incluye vehículos que tengan asistencia en la conducción, pero que no ofrezcan control lateral o longitudinal del coche.

Nivel 1

Incluye coches en donde hay asistencia a la conducción con control del movimiento lateral y longitudinal. Eso sí, uno a la vez. Nunca actuando de forma simultánea.

Nivel 2

En este nivel un vehículo tiene asistencia de conducción y puede controlar de manera simultánea el movimiento lateral y longitudinal. Sin embargo, no está preparado para la detección de obstáculos. Por lo mismo, requiere la presencia de una persona de manera constante.

Nivel 3

El coche cuenta con asistencia a la conducción completa. Sin embargo, cuenta con un sistema en donde la persona que conduce elige o no activar esta función. Este sistema, además, puede avisar al conductor cuando hay alguna incidencia o imprevisto que requiera la intervención humana.

En este nivel, el vehículo cuenta con un sistema de demanda de intervención que se activa o desactiva en función de la circunstancia en la que se encuentre. Por lo mismo, se programa con ciertas limitaciones geográficas o incidencias varias para que sea una persona la que tome las decisiones finales en determinados escenarios.

Nivel 4

El vehículo cuenta con un sistema de demanda de intervención, pero también puede tomar decisiones sin necesidad de esperar a la persona. En este caso, el usuario puede decidir cuándo activar o no este sistema. Incluso puede solicitar la desconexión de este en cualquier momento.

En este caso y al igual que en el nivel 3, hay limitaciones en la programación del sistema para que sea la persona la que tome las decisiones finales, en caso de que sea necesario. A diferencia del nivel 3, la conducción autónoma nivel 4 permite un mayor tiempo de respuesta al coche antes de solicitar la intervención de una persona.

Nivel 5

El nivel más completo de todos. En él un coche puede prescindir completamente de una persona. Por lo mismo, no tiene limitaciones geográficas ni depende de un sistema de intervención. Tampoco es necesaria la presencia de elementos como volante o pedales.

¿Hay coches con conducción autónoma nivel 5?

Actualmente, no hay coches con este nivel de autonomía que se muevan libremente por grandes áreas pobladas.

Por lo demás, hay que considerar que su incorporación en las ciudades implica una serie de cambios legales que aún no se han materializado. Algo normal, considerando que todavía no hay fabricante que pueda demostrar la completa eficiencia y seguridad de este tipo de vehículos.

Los expertos señalan que para que un coche pueda alcanzar el nivel 5 de conducción autónoma tendrá que estar equipado con una red 5G. Que sería lo único que podría garantizar una rápida respuesta en circunstancias críticas o en donde se requiera tomar una decisión que podría o no desencadenar un accidente.

Cabe señalar que la red 5G ofrece una mejor transferencia de datos y permite, además, la conectividad de varios dispositivos a la vez. Esto, sin que la red sufra atascos o problemas durante el intercambio de información. Por lo mismo, aparece como la tecnología ideal para el nivel de conexión que debería tener un coche autónomo nivel 5.

Por lo mismo, si la red 5G aún está en proceso de implementación global, habrá que esperar a que esté lista para luego dar luz verde a los coches autónomos. Eso, además de revisar todas las variables legales que exige la introducción de este tipo de coches.

Coches nivel 5 Geofenced

Aunque aún está pendiente la introducción de coches autónomos nivel 5 a nivel mundial, ya se está hablando de otra categoría. Los vehículos nivel 5 geofenced, que son un punto intermedio entre el nivel 4 y 5.

¿Qué es Geofencing?

Este concepto se refiere a un tipo de tecnología que permite delimitar el radio de acción de determinados dispositivos conectados. Para esto, se puede crear un perímetro geográfico o virtual dentro de un programa, utilizando las coordenadas proporcionadas por un sistema GPS.

Aunque el Geofencing existe hace un tiempo y se aplica en entornos de marketing, se puede aplicar también a los sistemas de conducción autónoma. Esto, para que los vehículos conectados puedan operar en un perímetro prefijado con antelación.

Por lo mismo, cuando se habla de Coches con nivel 5 geofenced, el concepto puede referir a coches completamente autónomos, pero que actúan en una zona geográfica reducida.

La iniciativa de Waymo

Waymo es una compañía propiedad de Alphabet que a su vez es dueña de Google. Por lo mismo, ya nos podemos imaginar el nivel de desarrollo que tiene respecto a la tecnología para gestionar coches con conducción autónoma. O sea, bastante.

Waymo cuenta desde hace un par de años con una flota de coches completamente autónomos que actúan en un perímetro reducido en Phoenix, Estados Unidos. Esto le ha permitido analizar el comportamiento de los coches que, hasta ahora, no parecen haber tenido incidencias importantes.

De todas formas, es importante aclarar que Waymo ha combinado el uso de conductores humanos en algunos de sus coches autónomos. Siendo el servicio sin conductor algo reservado y ofrecido a un número reducido de usuarios que forman parte del programa Waymo One.

Algunos de los viajes, incluso, han incluido un contrato de confidencialidad en donde los participantes no podían revelar detalles de las pruebas.

Sea como sea, Waymo ha abierto el servicio para el público general, siempre y cuando se unan al programa Waymo One. Lo que indicaría que la compañía ya se siente mucho más preparada para ofrecer el servicio de conducción autónoma a mayor cantidad de personas.

Taxi autónomo sin volante ni pedales

A principio de año saltó la noticia de que Waymo había firmado un acuerdo con Geely, uno de los principales fabricantes de automóviles del mundo. Algo que se puede confirmar en un comunicado publicado con fecha 28 de diciembre del 2021.

El resultado del acuerdo es la adquisición de Zeekr, un vehículo completamente autónomo, sin volante ni pedales. Este coche se sumará a la flota Waymo One y funcionará como un taxi. Siguiendo la línea del resto de coches autónomos que ha utilizado la compañía en Phoenix.

Sea como sea y aunque la noticia sea atractiva en términos tecnológicos, aún queda definir el marco legal de este tipo de vehículos. Algo a lo que también se tendrán que enfrentar otros proyectos como el Cruise AV de General Motors y el IONIQ 5 robotaxi de Hyundai.

Foto de Waldemar Brandt en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.