Volver a los artículos

¿Qué pasa si no aceptamos la nueva política de privacidad de WhatsApp?

Política de privacidad WhatsApp - Celside Magazine

A principios de año, WhatsApp levantó una gran polémica a nivel mundial con el anuncio de cambios en la política de privacidad de la aplicación. Algo que en el pasado hubiera sido algo rutinario, ahora se transformaba en un asunto de estado. Todo ello por una modificación en las normas de uso que indica que la aplicación podrá compartir datos con Facebook.

El cambio en las políticas de privacidad va de la mano con una serie de restricciones y limitaciones que podrían afectar a las cuentas de los usuarios que no las acepten. Algo que, por supuesto, no ha sentado nada bien en gran parte de las personas que usan esta aplicación.

Por qué WhatsApp necesita compartir datos con Facebook

El objetivo detrás del intercambio de información entre estas dos plataformas sociales no es otro que integrar un sistema de ventas que permita a los usuarios ponerse en contacto con empresas en Facebook, sin necesidad de salir del ecosistema de la aplicación. Para lo cual necesita abrir un túnel de información que conecte ambas plataformas.

Lo bueno es que esto mejorará y aportará herramientas extra a todos los usuarios que usan WhatsApp Business. Lo malo es que la información de las personas recorrerá más camino y pasará por más manos durante el proceso. Aunque la compañía afirma que el proceso será completamente seguro.

Qué datos comparte WhatsApp con Facebook

Producto de la enorme polémica producida por los cambios en su política de privacidad, WhatsApp ha actualizado la sección de preguntas y respuestas de su web. En ella se aclara que los datos compartidos solo servirán para mejorar la interacción entre los usuarios de la aplicación y las empresas con las que ellos mismos se pongan en contacto. Esto refiere, especialmente, al uso de la mensajería para llevar a cabo transacciones comerciales.

Según se explica en la propia web de la aplicación, los datos que podrán ser compartidos con Facebook son la información de registro. Es decir, nuestro número de teléfono y datos de operaciones, en caso de que usemos Facebook Pay o Tiendas en WhatsApp. Se incluye, también, información relacionada con el servicio y datos que revelen estadísticas de uso. Además del número de teléfono, se podrá compartir el modelo de nuestro móvil y también nuestra dirección IP.

Qué datos no comparte WhatsApp con Facebook

Para evitar los bulos, WhatsApp explica que nadie podrá leer los mensajes privados, ni mucho menos escuchar las llamadas que se realizan a través de la aplicación. Algo que estaría reforzado por el cifrado de extremo a extremo que garantiza la total privacidad en la comunicación.

Por otro lado, la aplicación no podrá guardar registros de manera permanente sobre quién ha enviado un mensaje o recibido una llamada. Tampoco podrá acceder a la ubicación compartida y mucho menos la podrá compartir con Facebook. Los contactos serán intocables y WhatsApp no podrá compartir esta información con Facebook.

Se aclara, además, que los grupos de WhatsApp seguirán siendo privados y se mantendrán activas las funciones de mensajes que se autodestruyen y la opción de descargar todos nuestros datos desde la aplicación.

Qué pasará con quienes no acepten los cambios

La compañía detrás de WhatsApp ha sido enfática en señalar que no cancelará las cuentas de los usuarios que no acepten su política de privacidad. Sin embargo, sí ha advertido que habrá un mensaje a modo de recordatorio y que aparecerá de manera recurrente en las cuentas de todos aquellos usuarios que no hayan aceptado los cambios.

Si el usuario persiste en la negativa, la aplicación gradualmente dejará de funcionar en algunos aspectos. Por ejemplo, no podremos acceder a la lista de conversaciones. Sin embargo, sí se nos permitirá responder mensajes directamente desde la barra de notificaciones. También podremos devolver llamadas o videollamadas perdidas mediante este sistema.

Si luego de varias semanas no se acepta la política de privacidad de WhatsApp, dejaremos de recibir notificaciones y tampoco podremos recibir o devolver llamadas o videollamadas. Lo que, en la práctica, dejará inservible la cuenta.

Luego de eso, y al ser imposible usar la cuenta de una manera habitual, la plataforma aplicará su política para cuentas inactivas. Es decir, que si pasados 120 días no hay movimientos en la cuenta del usuario, esta se cancela de forma automática.

Las restricciones no afectarán a ciudadanos de la Unión Europea

Aunque el mensaje para aceptar la política de privacidad de WhatsApp aparecerá en todas las cuentas a nivel mundial, eso no implica que las condiciones de uso de la aplicación sean las mismas para todos.

En España y resto de países de la UE tenemos el Reglamento General de Protección de Datos (GPDR), que impide que WhatsApp pueda compartir datos con Facebook. Lo que a su vez anula las restricciones de uso que hemos mencionado antes.

Por lo mismo, si nos aparece el mensaje en cuestión, no debemos preocuparnos. Incluso, si rechazamos la petición, no veremos de ninguna forma alterada la forma en que interactuamos con la aplicación social. Al menos para nosotros, todo debería seguir igual que siempre.

Foto de Christian Wiediger en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.