Volver a los artículos

¿Qué tipo de funda protege mejor el móvil? Aquí la respuesta y otros consejos importantes

Funda iPhone - Celside Magazine

El móvil es uno de los dispositivos que más tiempo pasa con nosotros. Por lo mismo, puede verse afectado por el desgaste habitual, caídas y cualquier imprevisto que pone en peligro su buen funcionamiento. Cosa que podemos evitar con una funda adecuada que nos permita proteger el terminal.

Sin embargo, hacerse con una funda para móvil no es tan fácil. Es necesario prestar atención a detalles importantes para dar con la adecuada. Debemos considerar el modelo del terminal, además de otros factores relevantes.

En este artículo te contamos cuántos tipos de fundas existen y de paso te ofrecemos unas recomendaciones para comprar una.

¿Qué tipos de fundas existen?

Para comenzar a hablar de fundas para teléfono, lo primero es explicar e identificar los materiales con las que estas son fabricadas. Hay muchos, pero los más populares son:

Fundas de silicona

Suelen ser las más baratas. Son livianas y ofrecen un nivel de protección bastante básico. Esto, porque suelen ser delgadas y bastante flexibles.

Lo positivo es que prácticamente no pesan y ayudan a mantener el terminal limpio. Esto, porque se adaptan como un guante al teléfono, impidiendo el ingreso de suciedad. La contraparte es que, por ser muy livianas y finas, no protegen de golpes y caídas fuertes. Justamente por ser un material muy fino.

Fundas de TPU

Las fundas de poliuretano termoplástico tienen una calidad superior a las de silicona. Suelen ser más duras y gruesas, por lo que pueden absorber mucho mejor los golpes o caídas. Habitualmente, tienen refuerzos en las esquinas para proteger las zonas más sensibles del teléfono.

Estéticamente, no es que sean muy atractivas, pero combinan bastante bien la comodidad con un nivel de protección alto. Esto, porque son tan livianas como las de silicona, pero ofrecen una resistencia mejorada, aunque conservan cierto nivel de flexibilidad.

Fundas de cuero y otros materiales

Mirar más allá de las clásicas fundas de silicona o TPU implica hablar de distintos materiales como el cuero o incluso la tela. Sin embargo, si nos decantamos por estos últimos, hay que prestar mucha atención al nivel de protección y la forma en que está diseñada la funda.

Esto, porque independiente de que la funda esté fabricada en materiales nobles como el cuero, si la manera en que cubre el teléfono no es la adecuada, ante una caída o golpe fuerte no nos servirá de mucho.

Cabe recordar que el cuero ofrece una buena resistencia a la abrasión y al desgaste natural, manteniendo su aspecto estético y elegante. Sin embargo, si los bordes de la funda de cuero no están reforzados, nada evitará que una caída fuerte pueda dañar la carcasa. Esto, porque el cuero no está pensado como un material para absorber golpes. Lo mismo sucede con la tela.

Por lo mismo, a la hora de decantarnos por una funda, hay que tener presente que la buena calidad del material o su elegancia no necesariamente está relacionada con el nivel de protección ante golpes y caídas.

De hecho, una funda de TPU puede superar fácilmente a una de cuero, si se trata estrictamente de evitar roturas en el terminal.

¿Funda rugerizada o con certificación militar?

Dentro del amplio mercado de fundas para móviles, tenemos las rugerizadas y aquellas con certificación militar. Ambas están por encima de las de silicona, TPU o cualquier otro material. Esto, por estar fabricadas en un material mucho más rígido y resistente.

En el caso de elegir este tipo de fundas, lo más probable es que veamos cambios estéticos importantes.

Suelen ser mucho más llamativas y robustas, por lo que añaden más volumen y peso al terminal. Algo inevitable, dado que las capas de material que conforman la funda son más gruesas y suelen estar reforzadas en los bordes. En algunos casos, incluso, pueden incluir marcos que superan la superficie de la pantalla, precisamente para protegerla.

En el caso de las fundas rugerizadas, el concepto refiere a fundas mucho más resistentes y robustas, pero no necesariamente con certificación militar. Por otro lado, las fundas con certificación militar indican la presencia de una certificación exclusiva que garantiza que el material ha pasado bastantes revisiones para poner a prueba su resistencia y durabilidad.

Independiente de la funda que elijamos, rugerizada o con certificación militar, podemos estar seguros de que el nivel de protección que tengamos con estas será muy superior al que tendríamos con una funda de silicona típica.

Forma y diseño

Por otro lado, e independiente de si buscamos una funda resistente o no, tenemos que considerar el factor diseño. Algo que nos permitirá usar el teléfono sin complicaciones.

Será importante, por ejemplo, confirmar si la funda cubre las cámaras o si tapa por completo el terminal, incluida la pantalla.

En este caso, la página de la OCU nos ofrece algunas sugerencias importantes en donde destacan los siguientes modelos de funda:

Funda con tapa

Cubren por completo el terminal. Tienen un diseño tipo libro en donde el teléfono queda completamente cubierto, tanto por atrás como por delante. Garantizan la protección de todo el dispositivo y evitan arañazos en la pantalla en caso de caídas.

Suelen ser de cuero o de materiales no transparentes y se caracterizan por su diseño cuidado y elegante. La única pega que tienen es que aportan mucho más volumen al teléfono, por lo que para algunas personas pueden resultar más pesadas e incómodas.

Funda estuche

Tienen un diseño parecido a las fundas con tapa, pero en vez de tener un tipo de cierre tipo libro, tienen un cierre tipo estuche que cubre por completo el terminal. En este caso, para acceder al teléfono es necesario retirar por completo la funda.

Suelen ser de cuero y son muy estéticas, aunque no tienen el nivel de resistencia de una funda rugerizada o con certificación militar.

Tres consejos de la OCU para elegir fundas

Además de analizar los tipos de funda, la OCU menciona tres principios básicos para elegir correctamente este complemento.

El primero es que la funda cubra por lo menos la parte trasera, los laterales y las esquinas. El segundo, que la funda tenga un buen ajuste. Tercero, que coincidan los agujeros de los puertos y cámaras con el modelo de teléfono que vamos a proteger.

Fundas para iPhone

En el caso de iPhone, hay que poner especial atención a la hora de elegir una funda, ya que por diseño suele haber una diferencia bastante importante con respecto a otros teléfonos.

Por ejemplo, en algunos modelos de iPhone las cámaras suelen sobresalir del terminal un poco más de lo normal. Como sucede, por ejemplo, con los iPhone 13 Pro y iPhone 13 Max. Por lo mismo, no nos servirá cualquier funda para estos modelos, sino aquellas que estén específicamente diseñadas para esos terminales.

Afortunadamente, Apple cuenta con una tienda de accesorios exclusivos en donde puedes encontrar fundas para modelos específicos de la compañía. Los materiales disponibles van desde la silicona suave, el TPU, hasta el cuero.

Fundas con MagSafe

Los modelos más modernos de iPhone cuentan con una particularidad añadida. El sistema MagSafe. Una tecnología magnética desarrollada por Apple y que permite un mejor acoplamiento entre el teléfono y otros accesorios compatibles. Como, por ejemplo, un cargador o una funda específica.
En este caso, Apple ofrece una funda MagSafe que cuenta con una serie de imanes que permiten el acoplamiento perfecto con el iPhone. Además, permiten la carga del dispositivo sin necesidad de quitar la funda.

La funda se puede complementar con otros accesorios, como cargador MagSafe y carteras de piel para llevar las tarjetas de crédito.

Foto de Christian Pérez en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.