Volver a los artículos

¿Toda TV que se vende como 8K lo es en realidad?

TV 8K - Celside Magazine

Con la llegada de los nuevos televisores con resolución en 8K se plantean importantes dudas sobre qué es realmente el 8K o qué tipo de prestaciones técnicas debe tener un televisor que presuma de esta característica.

Y si bien a todos nos queda claro que un televisor 8K tiene una resolución increíblemente mejor que uno 4K, es importante poner atención a los sellos y certificaciones para así garantizar que los televisores que se ofrecen con esta resolución sean realmente lo que dicen ser.

Quienes certifican el estándar 8K

Lo primero que hay que tener claro es que actualmente hay dos instituciones que certifican la resolución 8K. Una de ellas es la Consumer Technology Association (CTA) y la otra es la 8K Association.

La primera es una institución comercial dedicada a crear estándares de productos de tecnología de consumo y la segunda es una asociación conformada por los grandes fabricantes tecnológicos, en donde encontramos a Samsung, TLC, Hisense y Panasonic.

Ambas ofrecen prácticamente las mismas referencias para identificar un televisor 8K, pero existe una leve discrepancia relacionada con el nivel de la modulación de contraste que, en palabras de a pie, refiere a la precisión con la que se pueden distinguir los píxeles en una pantalla.

La CTA señala que la modulación de contraste de un televisor debe ser superior al 50%,. Algo que no cumplen los televisores de Samsung que ya se venden con la etiqueta 8K. Sin embargo, bajo la perspectiva de la 8K Association los televisores de Samsung si están dentro del estándar.

De hecho, desde Samsung se indica que los criterios de la CTA para definir la modulación de contraste no están estandarizados, por tanto no son concluyentes y no definen de manera irrefutable un televisor 8K.

Características para definir un televisor 8K

Más allá de las discrepancias entre la CTA y la 8K Association, hay que revisar las características en donde ambas instituciones coinciden.

Para que un televisor se pueda llamar 8K, debe tener una resolución de 7.680 x 4.320 píxeles, con un total de 33 millones de píxeles activos. Además, debe tener un refresco de pantalla de 24, 30 o 60 frames por segundo y una profundidad de color de 10 bits.

Este tipo de televisores deberán admitir funciones HDR y usar protección de contenido de nivel HDCP 2.2. Esto, además de ser capaces de convertir cualquier vídeo SD, HD y 4K a un formato 8K.

Foto de Kam Idris en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.