Volver a los artículos

Todo lo que debes saber antes de comprar un monitor

Monitor PC - Celside Magazine

Comprar un monitor pc parece una tarea sencilla, pero no lo es tanto. Principalmente, por el montón de cosas a las que hay que prestar atención a la hora de hacerse con uno. No es lo mismo comprar uno para trabajar que uno para jugar. También importa el tamaño, la frecuencia y otros detalles que muchas veces pasan desapercibidos para la mayoría de personas. Por lo mismo, es necesario seguir algunas recomendaciones a la hora de hacerse con uno.

En este artículo te ofrecemos una completa guía para saber en qué debes fijarte a la hora de comprar un buen monitor para tu ordenador. También te contamos cuáles son los mejores para jugar.

¿Qué características debe tener un buen monitor de PC?

Los primeros aspectos a los que hay que prestar atención al momento de comprar un monitor para tu PC son los siguientes:

Tamaño

Elegir el tamaño adecuado del panel es importante y esto depende del uso que le vamos a dar. Por ejemplo, si utilizamos multitareas en el ordenador y necesitamos bastante espacio para distribuir las ventanas, lo mejor es decantarse por un panel que supere las 23 pulgadas. Ahora bien, si vamos a emplear un monitor para tareas sencillas y que no requieren mucho tiempo, con 21 pulgadas es más que suficiente. 

Pero, si lo que queremos es jugar, lo ideal es aprovechar pantallas más grandes, entre 25 y 27 pulgadas, para que la experiencia sea lo más completa posible.

La distancia es clave

Independiente del uso que vamos a dar al monitor, debemos medir la distancia que hay entre este y nuestros ojos. Esto nos permitirá tener una relación de tamaño promedio en donde nuestra cabeza y los ojos mantengan la misma posición.

Por ejemplo, tener un monitor de más de 25 pulgadas y estar a menos de 30 centímetros de él, no es recomendable. Esto, porque nos vemos obligados a mover los ojos y el cuello mucho más de lo debido para poder recoger toda la información que vemos en la pantalla.  Algo que puede producir problemas musculares, además de dificultad en la visualización de los contenidos.

Ahora bien, si tenemos un monitor de más de 21 pulgadas y nos ubicamos demasiado lejos de él, también habrá problemas. La resolución de la pantalla hará que todos los contenidos se vean mucho más pequeños, lo que nos impedirá leer y visualizar todo con comodidad desde la distancia a la que estamos.

En internet podemos encontrar varias recomendaciones de distancia dependiendo del tamaño de la pantalla. Sin embargo, la sugerencia más importante está basada en el sentido común.

Para esto, no hay que olvidar la regla de oro: a menor distancia, monitor más pequeño. A mayor distancia, monitor más grande. Recordando, además, que la distancia mínima a la que debemos estar de cualquier panel es 30 centímetros.

Tipos de panel

En el mercado hay muchos tipos de monitor y no todos están fabricados de la misma forma.  Por lo mismo, para poder diferenciarlos, es fundamental conocer los tipos de panel que existen. Los más conocidos son:

Panel LCD

Los paneles de cristal líquido suelen ser bastante populares. Consumen poca energía y ofrecen una gama de colores bastante equilibrados. Los negros son profundos. 

Panel TN

Los monitores Twisted Nematic son una variante del LCD. Se caracterizan por ser muy baratos de fabricar. Tienen un tiempo de respuesta bastante rápido, alta frecuencia de refresco y un consumo energético reducido.

Sin embargo, debido a lo baratos que son, tienen ciertas limitaciones. Especialmente a la hora de mirar la pantalla desde los laterales. No tienen un ángulo de visión muy amplio, por lo que prácticamente hay que usarlos de frente a nuestro rostro. Si no lo hacemos así, podemos percibir que se pierde calidad de imagen y por sobre todo iluminación.

Panel IPS

Técnicamente, es una pantalla LCD, pero con un fondo de luces LED. Dada la configuración distinta del cristal líquido en su interior, evita las fugas de luz y ofrece unos colores bastante definidos, destacando la profundidad de los oscuros.

A diferencia de los TN, los paneles IPS tienen un ángulo de visión mucho más amplio. Lo que da más juego a la hora de ubicarlos en una mesa o escritorio. No es necesario ponerlos justo enfrente de nosotros.

Sin embargo, no todo es perfecto con los IPS. Tienen un tiempo de respuesta más lento que los TN y su fabricación es mucho más cara que el resto de modelos.

Paneles VA

Estos paneles son fabricados combinando la tecnología TN e IPS. Ofrecen una excelente calidad de colores y un alto nivel de respuesta. Se consideran paneles ideales para diseñadores gráficos o personas que buscan la máxima precisión en los colores.

A esto se suma un ángulo de visión amplio que permite ubicar el monitor en distintas posiciones. Sin perder brillo ni calidad en la imagen.

Paneles OLED

Es lo más moderno que hay. Su fabricación es bastante más compleja y requiere una combinación de componentes orgánicos y un elaborado sistema de conducción eléctrica para poder transformar estos impulsos en colores reconocibles. 

Este tipo de pantallas pueden ser más delgadas e incluso flexibles. Ofrecen mejores colores, un alto índice de respuesta y un bajo consumo de energía. Tienen un ángulo de visión muy amplio. Eso sí, son más caras, ofrecen menos brillo y tienen un tiempo de vida más corto.

La resolución del monitor

Otro punto importante a considerar en la compra de un monitor es la resolución máxima que ofrece. Esto refiere al número de píxeles que puede mostrar. Mientras más píxeles tenga, mejor imagen ofrecerá el panel.

Actualmente, la mayoría de monitores modernos están adaptados para  una resolución de 1920 x 1080 píxeles. También conocida como 1080p o Full HD. Elegir un monitor por debajo de esa cantidad producirá una peor calidad de imagen, especialmente si el tamaño de la pantalla es grande.

Aquí tenemos que aplicar la norma de tamaño. Mientras más grande sea un monitor, más resolución necesitará para mostrar una imagen en alta definición. Así que si buscamos una pantalla de grandes dimensiones, debemos asegurarnos de que tenga, además, un nivel de resolución alto.

Además de la resolución 1080p, tenemos 2560 x 1440 píxeles o 2K. Subiendo de nivel tenemos 3840 X 2160 píxeles, también conocida como 4K.

¿Qué monitor tiene mejor resolución?

Sería un error pensar que por tener un monitor 4K vamos a poder ver todos los contenidos en 4K. Esto, porque el aprovechamiento de esa calidad de imagen depende mucho del contenido que estamos viendo. Entonces, saber que es un monitor pc ajustado a nuestras necesidades, implica ir más allá en el análisis de la resolución.

Por ejemplo, si estamos viendo una película producida a 1080p en un monitor 4K, no vamos a aprovechar la máxima resolución del panel. Seguiremos viendo el contenido en 1080p. Esto, porque es el contenido el que no está en 4K.

Técnicamente, con un monitor de resolución máxima 1080p vamos sobrados si queremos jugar y tenemos una pantalla de 21 a 27 pulgadas. Esto, porque la mayoría de juegos o películas suelen estar configuradas en 1080p.

Hay casos excepcionales en donde un juego o contenido pueden configurarse para aumentar su calidad a 4K. Si es así, entonces sí que es útil tener un monitor con esa resolución para sacar el máximo provecho a la calidad que hemos pagado.

¿Cómo saber la resolución de la pantalla?

La resolución máxima de la pantalla suele ser indicada por el propio fabricante en el manual de usuario. Si no lo tenemos, podemos ir a la página web de la marca para buscar el panel en el catálogo y revisar los detalles técnicos.

En casos específicos, la resolución suele ser indicada en el propio producto. Ya sea en la parte trasera o en el propio marco de la pantalla.

¿Qué es la frecuencia de refresco de un monitor?

La frecuencia de refresco es el número de veces que un panel se actualiza con nuevas imágenes. A mayor tasa de refresco, más rápida será la respuesta de la pantalla a la hora de  mostrar imágenes de una película o un juego.

En el papel, la frecuencia mínima para poder utilizar una pantalla en condiciones es 60 Hz. Es decir, un panel que se actualiza 60 veces por segundo. Si trabajamos o verificamos correos, con esta tasa de refresco es más que suficiente.

Sin embargo, hay casos específicos en donde saber cuál es el mejor monitor para pc gamer se define por una tasa de refresco superior a los clásicos 60 Hz. Esto, porque jugar requiere una respuesta rápida, especialmente si estamos usando un shooter como Fortnite o Call of Duty.

Por lo mismo, si tu intención es jugar partidas en donde el tiempo de reacción es importante, lo ideal es subir la apuesta y buscar paneles con una frecuencia de 144 Hz o superior.

¿Cuál es el mejor monitor para gamers?

Para saber qué es un monitor de pc gaming, la clave es considerar tres factores fundamentales: buena resolución, alta tasa de refresco y tamaño medio. Esto nos ayudará a encontrar el que mejor se adapte a nuestras condiciones de juego.

En rigor, un monitor pc de estas características no puede ser excesivamente grande, porque a pesar de que conserva su buena resolución, puede perder velocidad en la tasa de refresco. Entonces, el ideal es decantarse por paneles IPS entre 21 y 27 pulgadas con una resolución mínima de 1080p y con una tasa de refresco de 144 Hz o superior.  A esto se suman los periféricos de rigor, con los mejores teclados y altavoces para PC

Foto de Jessica Lam en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.