Volver a los artículos
Relojes deportivos - Celside Magazine

Encontrar los mejores relojes deportivos puede ser una tarea sencilla si conocemos de antemano las prestaciones y funciones que estos pueden ofrecer. Un smartwatch deportivo es, además, un dispositivo que se ha vuelto de uso común. Por lo mismo, es casi seguro que encontraremos modelos adaptados a nuestros gustos.

En el siguiente artículo te explicamos todo sobre los relojes para la actividad deportiva. Te contamos, además, las cosas en las que te tienes que fijar a la hora de hacerte con uno.

¿Qué es un reloj deportivo?

Un reloj deportivo o reloj inteligente es un dispositivo que, además de dar la hora, incorpora funciones de monitorización de la salud. También puede contar con una serie de características que nos permiten evaluar nuestro rendimiento en según qué actividad deportiva.

Cabe señalar que los relojes actividad deportiva existen hace bastante tiempo. Pero ha sido en los últimos años en donde han dado un salto tecnológico, incorporando sensores para hacer todo tipo de mediciones corporales. Desde recoger información del ritmo cardíaco hasta calcular la cantidad de kilómetros que hemos andado.

Funciones de los relojes deportivos

La mayoría de los relojes deportivos e inteligentes comparten una serie de funciones que se repiten en prácticamente todos los modelos. Por supuesto, todo dependerá del precio del dispositivo que podrá incorporar más o menos sensores y, por lo tanto, más o menos funciones. Las más habituales son:

Medición de pasos

En los relojes deportivos, la medición de pasos funciona gracias a un sensor conocido como podómetro. Este es capaz de detectar el movimiento de caderas y, por lo mismo, calcular la cantidad de pasos que hemos dado en determinada actividad deportiva.

Monitorización del ritmo cardíaco

Una de las funciones más populares y útiles. Permite detectar la frecuencia cardíaca para avisarnos si estamos en los niveles adecuados o no. Esto es posible gracias a un sensor que utiliza fotodiodos y que proyecta luz en nuestra muñeca. Esta luz es capaz de llegar a nuestras venas y calcular el nivel de sangre que tenemos en ese momento. El volumen de sangre, a su vez, permite calcular la cantidad de latidos por minuto.

Es importante aclarar que la precisión de esos sensores es bastante buena, pero no se puede comparar con las máquinas de los hospitales que son incluso más precisas.

Visualizar notificaciones del móvil

Algunos relojes deportivos se pueden emparejar con nuestros móviles mediante una aplicación ofrecida por el fabricante del reloj. Esto permite sincronizar ambos dispositivos y recibir notificaciones del móvil en nuestro reloj.

Dependiendo del modelo, el reloj nos notificará de mensajes de WhatsApp, redes sociales o llamadas telefónicas. Si el modelo del reloj es suficientemente avanzado, incluso podrá mostrarnos mensajes completos, correos electrónicos e incluso nos permitirá coger llamadas directamente con el reloj.

Pagar mediante sistema contactless

Algunos relojes inteligentes incluyen conectividad NFC. Esto les hace compatibles con el sistema de pago sin contacto, también conocido como contactless. En este caso, podemos usar el reloj para pagar en distintos comercios autorizados.

Para ello, solo debemos registrar nuestra tarjeta de crédito en el móvil y luego enlazar esta información con la aplicación del fabricante del reloj. Si hemos hecho todo bien, solo tendremos que acercar nuestro reloj a los TPV de los comercios para pagar sin contacto. Algo que viene bien, a propósito de la pandemia de COVID-19.

Modos deportivos

Los relojes deportivos suelen venir con distintos modos deportivos. Estos sirven para monitorizar actividades físicas específicas. De esta forma, cuando activamos estos modos, el reloj hace funcionar determinados sensores que recogen información detallada sobre la actividad que estamos haciendo.

Podríamos decir que es un modo es un atajo que nos evita tener que activar y autorizar de forma manual el uso de sensores determinados en el reloj.

Así, por ejemplo, si activamos el modo correr, el dispositivo entenderá que debe activar el podómetro y el sensor de ritmo cardíaco. Si activamos el modo bicicleta, el reloj activará el GPS y el sensor de ritmo cardíaco. Y así, según el tipo de actividad específica que vamos a hacer.

Consejos para comprar un reloj deportivo

Comprar un reloj deportivo no es complicado cuando tenemos claro lo que queremos y para qué actividad física lo vamos a usar. Aun así, hay ciertos factores importantes que hay que considerar a la hora de hacerse con uno. Los principales son:

Tamaño

No todos los relojes deportivos tienen el mismo tamaño. Para elegir el tamaño adecuado tenemos que fijarnos en la esfera. Esta es la carcasa exterior del reloj y la parte que cubre nuestra muñeca.

Por lógica, tenemos que considerar el ancho de nuestra muñeca. Si somos delgados y de brazos finos, lo ideal es usar relojes de esfera pequeña que se ajusten de forma cómoda a nuestra muñeca. Elegir uno con una esfera muy grande no se verá muy estético y corremos el riesgo de enganchar el reloj en cualquier sitio, pudiendo dañar nuestra muñeca.

Sí, por el contrario, somos de brazos fuertes y anchos, nos podemos decantar por un reloj de esfera grande que pueda tapar nuestra muñeca correctamente. Uno muy pequeño, no se verá estético y más bien parecerá un juguete. Este criterio debería servir como guía para elegir el tamaño de tu smartwatch.

Resistencia al agua

Habitualmente, los relojes deportivos suelen incorporar resistencia al agua. Sin embargo, nunca está de más verificar este apartado y confirmar el nivel de protección.

Número de sensores

Los sensores serán un punto clave según el tipo de actividad deportiva que queremos monitorizar. Si salimos a andar o hacemos bicicleta será indispensable contar con un sensor de ritmo cardíaco y un podómetro. Por otro lado, si hacemos senderismo o queremos saber la cantidad de kilómetros que hemos andado, será fundamental contar con GPS.

Tipo de pantalla

No todos los relojes deportivos tienen el mismo tipo de pantallas. Hay algunas en donde podemos ver la información muy clara, mientras que en otras podemos tener problemas de visualización si tenemos la luz del sol encima de nosotros.

Las mejores pantallas suelen ser las OLED, aunque pueden consumir más batería. También tenemos los paneles TFT y LCD, que funcionan muy bien, pero no tienen la nitidez de una OLED.

Conectividad y aplicaciones

Si tenemos un reloj deportivo para monitorizar actividades determinadas, es importante contar con una aplicación de respaldo.  La podemos instalar en el móvil para acceder a toda la información que recogen los sensores del reloj.

Por supuesto, el reloj deberá contar con sistema Bluetooth y, si es posible, conexión WiFi.

Control multimedia

Algunos relojes nos permiten controlar ciertas funciones de nuestro móvil. Como, por ejemplo, el reproductor de música o las notificaciones que nos llegan al teléfono.

En este último caso, es importante que nos fijemos si el reloj deportivo puede mostrar las notificaciones y los mensajes completos. Esto, porque hay algunos que solo nos avisan mediante pitidos que nos ha llegado un mensaje, pero no nos pueden mostrar el contenido de los mensajes.

Batería

Un apartado no menos importante es la autonomía de la batería del reloj deportivo. Lo normal es que duren varios días (7,15 o más días). Por lo mismo, nuestra elección de modelo dependerá del número de días que queremos que dure la batería y que es informado por el fabricante del dispositivo. En función de esto y los otros factores que hemos revisado, podemos elegir el modelo más adecuado para nosotros.

Mejores relojes para hacer deporte

Mejor reloj por deporte es algo que debes analizar si te dedicas a determinada actividad. Esto porque no todos los dispositivos estarán preparados para monitorizar esa actividad. Así que, si buscas un smartwatch para deporte, considera las siguientes opciones.

Relojes inteligentes para hacer ciclismo

En este caso, si queremos un reloj inteligente para hacer ciclismo será necesario que tenga GPS, sensor de ritmo cardíaco y contador de calorías. El GPS permitirá determinar la distancia recorrida y el tiempo en que la hemos recorrido.

Smartwatches para natación

Si buscamos un reloj deportivo para natación, además de sensor de ritmo cardíaco, GPS y otros sensores útiles, tenemos que buscar la opción para medir la métrica SWOLF. Este es un sistema que permite medir la eficiencia cruzando datos como distancia recorrida, velocidad y cantidad de brazadas que hemos dado. Mientras mejor sea el índice SWOLF, más eficiente será la actividad.

Por supuesto, para que un reloj deportivo pueda medir todo esto, debe contar con un modo natación. Algo indispensable en este tipo de dispositivos.

Relojes deportivos de montaña y senderismo

Para este tipo de actividades el reloj debe contar con altímetro, barómetro, brújula y GPS. Un sensor de temperatura puede ser útil, aunque no indispensable.

Estos sensores nos ayudarán a saber en qué condiciones estamos haciendo senderismo, trekking o actividades de montaña. El GPS y la brújula nos ayudarán a orientarnos si estamos perdidos.

Ya sea que busques los mejores relojes deportivos o estés detrás de un smartwatch deportivo para una actividad específica, considera todos los factores que hemos mencionado. Y, por sobre todo, asegúrate de poder complementar su uso con las mejores Apps para hacer deporte.

Foto de Tim Foster en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.