Volver a los artículos

Lo nuevo de Puma: calzado para gamer con unas características que no terminan de convencer

Puma zapatillas - Celside Magazine

Puma es una de las compañías líderes en lo que respecta a accesorios deportivos. Y siempre en la busca de innovación, ha lanzado hace muy poco Active Gaming Footwear, una zapatilla ultraliviana que también podría pasar por calcetín.

Por supuesto, la etiqueta gaming no está puesta porque sí. La compañía alemana explica que este tipo de calzado está enfocado principalmente a jugadores de videojuegos.

El calzado de Puma y sus misteriosas capacidades

Seamos honestos. En apariencia y a primera vista, nada indica que la zapatilla de Puma sea la de un gamer. Esto parece cobrar sentido cuando revisamos las especificaciones técnicas del calzado.

Soporte de piel TPU agregada, parte superior de punto, transpirable y cómoda, además de una suela de goma de perfil bajo para mejorar el agarre. Todo esto pensado para alguien que anda en zonas interiores o en la arena. Osea, un gamer, un jugador de voleibol o un turista en el desierto.

La clave por la que Puma justifica este calzado como el ideal para un jugador es porque aporta apoyo, comodidad y buen agarre. Especialmente para aquellos que usan videojuegos interactivos y que exigen moverse dentro del salón u otras superficies planas.

Lo cierto, es que el producto no parece convencer del todo. Más aún, cuando revisamos el precio de la zapatilla, que asciende a nada más ni nada menos que 90 euros el par.

Un valor que perfectamente podría permitirnos comprar una zapatilla igualmente cómoda pero con un diseño menos soso.

Un intento de exploración por parte de Puma

Medios especializados como Engadget, justifican el lanzamiento de Puma como un intento de abrir camino a nuevos mercados. En este caso, el mundo de los jugadores en ambientes de realidad aumentada o realidad virtual.

Un entorno que si bien aún no es masivo, comienza a ganar cada vez más territorio. De esta forma, la compañía alemana se adelanta a las necesidades de los jugadores, abriendo las posibilidades en lo que respecta a equipamiento gamer.

Sea como sea, las Active Gaming Footwear no terminan de consolidarse. Pero vale la pena probarlas, si no te importa pagar los 90 euros que cuestan.

También se pueden usar por puro gusto, mientras estás en el sofá mirando una serie o jugando videojuegos que no requieren mucho movimiento. Porque cómodas son, casi como si no llevaras nada puesto en los pies.

Foto de The DK Photography en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h