Volver a los artículos

Los nuevos materiales de fabricación transforman los coches en un banquete para ratas

Auto ratas suciedad - Celsida Magazine

La tecnología ha modernizado muchos ámbitos, incluso en de los coches. Esto ha permitido fabricarlos con materiales menos contaminantes y, por lo tanto, más sofisticados y sostenibles.

Sin embargo, el esfuerzo por hacer de los coches algo más sostenible en el tiempo, ha traído otros problemas paralelos. Como el uso de materiales que, eventualmente, podrían ser más atractivos para pequeños animales que podrían introducirse en el coche y roer cables u otros materiales.

Coches más modernos, pero con problemas que parecen del pasado

El problema de las ratas escondidas en coches y que roen cables u otros objetos no es nuevo. Medios especializados como Popular Mechanics dan cuenta de este problema hace ya varios años.

Y no es una novedad que, especialmente en estaciones del año más frías, pequeños animales como ratas, pájaros o ardillas busquen refugio en los coches aparcados.

El problema surge especialmente con las ratas, que buscan afilar sus dientes mordiendo en repetidas ocasiones los cables en el interior del coche. Esto puede producir serios desperfectos en el sistema eléctrico de un coche, además de afectar el aire acondicionado y hasta contenedores de fluidos. Cosas que, dependiendo de la gravedad del daño, pueden ser más o menos caras de reparar.

Todo esto sucede por antiguas normativas medioambientales, con más de veinte décadas, que obligan a usar materiales de fabricación menos contaminantes y que, en algunos casos, tienen un componente orgánico que atrae mucho más a las ratas.

Buscando una solución compatible con las nuevas tecnologías

Dado que el uso de materiales orgánicos en la fabricación de coches es bueno para el medioambiente, pero malo para la durabilidad de los coches, se están planteando alternativas para controlar este problema.

De momento, las recomendaciones son mantener alejado el coche de zonas campestres o en donde se ha detectado la presencia de estos roedores. Para los cables existen soluciones para reforzar y protegerlos, de manera que las ratas lo tengan más difícil para roer.

También existen dispositivos de ultrasonidos, portátiles, que se pueden poner en el coche. Usan pilas tipo AA y tienen una autonomía de hasta tres meses. Como tienen un radio de alcance de 20 metros, son más que suficientes para que las ratas se mantengan alejadas del coche.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.