Volver a los artículos

Qué son las rutinas de Google y por qué harán tu vida más fácil

Google Assistant Tareas - Celside Magazine

En un mundo conectado, la función de los asistentes virtuales se vuelve cada vez más importante. Esto, porque con ellos podemos programar tareas que de otra manera resultarían muy tediosas.

De todos, el más avanzado es el asistente de Google, que suele estar incorporado por defecto en los dispositivos fabricados por esta compañía. Pero ¿Qué podemos hacer con él? Pues muchas cosas. Desde controlar otros dispositivos, hasta crear rutinas que nos permiten automatizar un montón de tareas.

En el siguiente artículo te explicamos qué es el asistente de Google, cómo funciona y te ofrecemos una guía completa para crear rutinas personalizadas con él.

¿Qué es el asistente de Google?

Google Assistant es un asistente virtual desarrollado por Google y que usa inteligencia artificial para funcionar. La clave de su uso consiste en el uso de comandos de voz que se envían al dispositivo que contiene el asistente, para que este pueda reaccionar y ejecutar las instrucciones que se le dan.

Para que el asistente virtual integrado en un dispositivo electrónico pueda oír los comandos de voz que le enviamos, debe haber un sistema de micrófonos que, en este caso, serán los encargados de recoger el sonido de nuestra voz.

Técnicamente, el asistente de Google es un programa que ha aprendido a procesar el sonido de una forma muy específica. Algo que le permite entender las palabras que se le dicen y que combinadas de manera específica se convierten en comandos de voz. Es decir, instrucciones que activan y desactivan funciones en el aparato que contiene el asistente y también en otros dispositivos que estén conectados a él.
 
Los aparatos fabricados por Google en donde podemos confirmar la existencia del asistente virtual son los teléfonos, altavoces y pantallas inteligentes. Pero hay muchos otros que funcionan como socios y que admiten la tecnología desarrollada por el gigante tecnológico.

Cómo funciona Google Assistant

Los comandos de voz que usa el asistente de Google para llevar a cabo acciones y activar funciones consisten en una lista predefinida de palabras y frases. De todas, la más importante es Ok Google o Hey Google. Frase inicial que activa al asistente y le prepara para recibir el resto de comandos como Abre Instagram, sube/baja el volumen o muestra mi historial de búsqueda en Google, entre muchos otros.

Para que el asistente pueda entender lo que le decimos, debemos configurarlo para que aprenda a reconocer nuestra voz.

Algo fundamental, considerando que las personas pueden tener un tono de voz distinto y una forma de modular completamente diferente. Más aún, con la variedad de idiomas que existen y en donde el asistente de Google debe identificar palabras y frases completas.

¿Qué es Voice Match?

Voice Match es un sistema desarrollado por Google que permite al asistente virtual reconocer nuestra voz. Para usarlo debemos tener una cuenta de Google.

Una vez dentro de nuestra cuenta, debemos ir a la aplicación Google Home y buscar el apartado dedicado a los ajustes del asistente. Pinchamos donde dice Hey Google y Voice Match. Luego pinchamos donde dice otros dispositivos y luego en Empezar.

Una vez que hemos iniciado el proceso de Voice Match, se activarán los micrófonos del dispositivo y en la pantalla nos aparecerán  frases que debemos repetir en voz alta.

La idea de esto es que el asistente aprenda a reconocer el sonido de nuestra voz, además de la entonación que utilizamos para reproducir cada frase. Una vez que hayamos completado el proceso, Voice Match nos confirmará que el nuevo modelo de voz ya ha sido generado.

Lo más interesante de todo es que Voice Match permite reconocer la voz de hasta 6 personas de forma simultánea. Lo que ayuda a crear modelos de voz específicos para, por ejemplo, cada integrante de una familia.

De esta manera, cada persona puede enviar comandos de voz específicos al dispositivo, para que este pueda responder y ejecutar funciones según la petición de cada persona.

Dispositivos en donde funciona el asistente de Google

Inicialmente, el asistente de Google funcionaba solo en teléfonos inteligentes Google Pixel y en los altavoces inteligentes Google Home. Sin embargo, el desarrollo de su tecnología permitió integrarlo en nuevos dispositivos conectados.

A la fecha podemos encontrar el asistente de Google en la mayoría de teléfonos con sistema operativo Android. También está instalado en los altavoces inteligentes Google Nest, pantallas inteligentes, dispositivos con sistema operativo Wear OS, Android TV y Nvidia Shield. Incluso lo tenemos en el panel de control de algunos coches con la aplicación Android Auto.

Además de funcionar en todos estos dispositivos, el asistente de Google permite controlar muchos otros aparatos.  Desde bombillas inteligentes, hasta sistemas de aire acondicionado o calefacción.

Esto se debe a que Google cuenta con una lista de socios que, acuerdo comercial de por medio, han ajustado sus productos para que puedan ser controlados mediante la tecnología ofrecida por Google.

De esta forma, un usuario puede usar su teléfono para encender o apagar luces en una habitación, hasta programar y configurar los sistemas de seguridad y calefacción de una casa.

Rutinas de Google ¿Qué son?

Las rutinas de Google son un método bastante eficaz para ejecutar varias acciones mediante un único comando de voz. Funcionan de manera parecida a un macro. Un sistema de programación que permite automatizar varias tareas con una instrucción inicial que se repite de manera constante y de modo secuencial.

Por lo mismo, si ya hemos aprendido todo lo necesario sobre los comandos de voz de Google, podemos comenzar a crear rutinas específicas. Un nivel superior de programación que, aunque parece complejo, es sumamente sencillo de aplicar.

Cómo crear rutinas de Google

Para crear rutinas de Google debemos ir a la foto de perfil de nuestra cuenta de Google y pinchar donde dice ajustes. Una vez allí buscamos el apartado que dice Rutinas. Al hacerlo, Google nos mostrará un panel de control con varias instrucciones sugeridas por defecto.

Las primeras que veremos son Buenos días, Buenas noches, Ya estoy en casa y Salir de casa. Si pulsamos en cada una de ellas, el sistema nos explica qué hará el asistente cuando digamos el comando de voz principal que corresponde a cada rutina.

Por ejemplo, si pinchamos en Buenos días, veremos que al decir el comando Buenos días, el asistente realizará 6 acciones de forma automática. Nos informará sobre el tiempo, el calendario del día, leerá los recordatorios que tengamos guardados, nos indicará cumpleaños si es que los hay, confirmará si tenemos suficiente batería en el dispositivo y reproducirá un resumen con las noticias del día. Todo eso, únicamente con decir el comando principal.

De esta manera, las rutinas de Google ayudan a simplificar las tareas recurrentes y nos evitan tener que estar hablando constantemente con el asistente virtual para ejecutar determinadas tareas.

Rutinas personalizadas

Además de las rutinas ofrecidas por defecto, el asistente de Google permite al usuario crear sus propias rutinas personalizadas. Combinando las sugerencias de comandos de voz con nuevas funciones o acciones.

Para ello, debemos entrar en el mismo apartado de rutinas del asistente personal y pinchar donde dice Nueva. Aquí nos aparecerán nuevas opciones para elegir el comando con el que vamos a activar la secuencia de instrucciones que vamos a automatizar.

Una vez que hemos elegido la forma de activación, tenemos que añadir las acciones que vamos a incorporar a la nueva rutina. Si pinchamos en Añadir acción veremos un listado con sugerencias para incorporar a la secuencia. Pero, además, veremos que al final de la lista hay un apartado para Añadir acciones nuevas.

Si vamos a crear nuevas acciones debemos usar palabras muy específicas y concisas para que el asistente entienda lo que le queremos decir. Por ejemplo, una frase podría ser Ajusta el volumen al 50 % o ¿Qué tiempo hace?.

En este caso, Google aclara que dependiendo de la instrucción, el asistente puede que en algunos casos no la admita. Por lo que habrá que probar con otras palabras y funciones permitidas.

Apaga la luz al salir de casa con rutinas de Google

Un ejemplo interesante de rutina de Google es la función que permite apagar las luces al salir de casa. Para ello, debemos tener configuradas las bombillas o enchufes inteligentes para que puedan apagarse  o encenderse con un comando de voz enviado al asistente en el momento en que salgamos.

Este comando aparece como predeterminado en el asistente de Google. Por lo mismo, para activarlo debemos ir a los ajustes y buscar la rutina con nombre Salir de casa. Al acceder a ella podemos elegir la palabra o comando de voz que vamos a usar para activar la rutina y luego podemos añadir todas las acciones que queremos desencadenar.

La propia aplicación de Google sugiere una opción llamada Ajustar luces, enchufes y otras opciones. Si pinchamos en ella podemos desactivar todos los dispositivos que tengamos emparejados con la aplicación Google Home y el asistente virtual. Esto, únicamente con decir el comando de voz Me voy u otro que elijamos al momento de configurar la rutina.

Foto de BENCE BOROS en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.