Volver a los artículos

Las mejores Apps y recomendaciones para reducir el valor de la factura de luz

Ahorro factura luz - Celside Magazine

El precio de la luz ha alcanzado picos históricos en los últimos meses. Algo que ha empeorado con el conflicto de Ucrania y la fuerte especulación en torno al tema de las energías. De todo esto da cuenta la OCU en un artículo publicado a finales de abril, en donde se indica cómo el coste medio de la luz alcanzó los 284,8 euros/MWh en el mes de marzo, superando algunos días puntuales los 400 euros/MWh.

Obviamente, el panorama no es bueno para los consumidores. Por lo mismo, el gobierno ha aprobado una serie de medidas para hacer frente a la subida descontrolada.

Sin embargo, las medidas no parecen suficientes y es necesario buscar formas de reducir el consumo de electricidad. Aquí cobran importancia las recomendaciones de ahorro y una serie de aplicaciones que nos permiten hacer un seguimiento del precio de la luz. Esto, para crear una estrategia de consumo que se adapte a nuestro bolsillo.

En este artículo te explicamos por qué ha subido tanto la luz. Además, compartimos algunas recomendaciones de ahorro y te indicamos qué aplicaciones te permiten complementar estos valiosos consejos.

¿Por qué sube tanto el precio de la luz?

El precio de la luz sube por una serie de factores combinados. Uno de ellos tiene que ver con el coste de las materias primas. Específicamente, el gas. Como este es un elemento esencial en la producción de muchas de las energías que se producen, si aumenta su valor, eso también repercute en el precio final de la luz.

Otro factor a tener en cuenta es la forma en que funciona la demanda. La cantidad de luz que se consume por parte de empresas, instituciones y personas de a pie no siempre es la misma. Por lo mismo, puede haber temporadas en donde exista un consumo mucho más allá de lo normal. Algo que se acentúa en temporadas de frío y también en horarios en donde la mayoría de personas suelen estar en casa.

Por otro lado, tenemos el coste de las emisiones por CO₂. Un valor que suelen pagar las centrales eléctricas, de gas y carbón por llevar a cabo procesos contaminantes, pero necesarios para producir energía. Este valor añadido no es variable y suele cambiar según la época y el estado económico mundial. Por lo mismo, si el coste por emisiones por CO2 sube, eso repercutirá directamente en las facturas de la luz, el gas y otras fuentes de producción de energía.

Finalmente, tenemos los sistemas de regulación de los precios. Que, en este caso, son dos. El precio que se fija por subasta y de acuerdo a las propuestas de las propias empresas que producen electricidad y el precio regulado por el gobierno. Este último garantiza que muchas personas tengan una tarifa fija no sujeta a la especulación del mercado libre.

Pues bien, si existe algún cambio importante en cualquiera de los factores que hemos mencionado, el precio de la luz sube.

Así, por ejemplo, si hay épocas de alta demanda que se suman a problemas con la distribución de gas y el aumento de la tasa a pagar por las emisiones de CO2, todo eso se proyecta en los precios pactados por las empresas.  Esto es, a grandes rasgos, lo que ha pasado en los últimos meses. Muchos factores se han sumado al conflicto de Ucrania y esto ha producido la fuerte alza registrada en la factura de la luz en marzo y abril.

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Hay muchas formas de ahorrar en la factura de la luz. La mayoría consiste en una combinación de buscar mejores ofertas, sumadas a una serie de actitudes enfocadas en reducir el consumo de energía en situaciones específicas. Las principales recomendaciones son:

Compara y contrata una tarifa de luz adaptada a tu consumo

Dado que existen dos mercados, el regulado y el libre, cada persona puede evaluar los precios ofrecidos en cada sistema. En este caso, y dependiendo del consumo que tengamos, en algunos casos puede suceder que una tarifa de mercado libre nos resulte mucho más atractiva que una del mercado regulado.

Por lo mismo, que el mercado regulado esté supervisado por el gobierno no necesariamente indica que sea el mejor para nuestro consumo personal o familiar. De ahí la importancia de no cerrar la puerta a las tarifas del mercado libre.

Ajustar la potencia contratada

La potencia contratada determina la cantidad de artefactos eléctricos que podemos tener funcionando. Por lo mismo, para hacer ajustes en este apartado es importante comprender la forma en que usamos la electricidad. Si tenemos pocos artefactos eléctricos o los utilizamos muy poco, no es necesario contratar mucha potencia.

Esto, a su vez, permite crear una estrategia de consumo que nos ayudará a contratar un plan adecuado, sin tirar de potencias elevadas que en realidad no necesitamos.

Poner atención a las horas valle

Las horas valle son aquellas en donde la luz tiene un coste inferior respecto al resto de franjas horarias. Ya sea porque el consumo general es bajo o porque el mercado establece una tarifa predeterminada y mucho más conveniente para los usuarios.

En este caso, es fundamental estar al tanto de las horas del día en las que se aplica la tarifa valle. Por regla general, suele ubicarse después de medianoche y el fin de semana. Si embargo, y dependiendo de cada compañía, la franja horaria puede cambiar. 

Mejorar la eficiencia en el consumo eléctrico

Esto implica adquirir nuevas conductas de consumo en el hogar. Desde vigilar el consumo fantasma, hasta identificar los aparatos eléctricos que más consumen. Esto, para usarlos en horarios en donde la luz sea mucho más barata.

También podemos prestar atención a las temperaturas que utilizamos al lavar la ropa o a la forma en que empleamos el aire acondicionado y la calefacción. Dependiendo del nivel de aislamiento de una casa, no es necesario depender siempre de estos sistemas.

Dentro de las conductas de ahorro está el uso de electrodomésticos eficientes. En la lista tenemos las bombillas inteligentes, televisores y otros aparatos de bajo consumo.

Aplicaciones para conocer el precio de la luz

Además de adoptar conductas para ahorrar electricidad, también tenemos aplicaciones que nos permitirán conocer el precio de la luz según qué momento. Esto nos ayudará a crear una estrategia de consumo basado en las horas valle y también en el resto de medidas de ahorro que hemos aplicado. Las aplicaciones disponibles son:

redOS

Es una aplicación desarrollada por la Red Eléctrica de España y su función principal es mostrarnos en tiempo real la situación del sistema eléctrico en el país.

Hay dos maneras de usar la app. Con un perfil de consumidor o uno profesional. En el primero podemos confirmar datos como potencia instalada, precios y otros detalles nivel usuario. En el segundo accedemos a información ampliada sobre generación, demanda, precios e intercambios para conocer la realidad del sector eléctrico.

Las categorías de información incluyen apartados para revisar las emisiones de CO2, además de una opción para confirmar precios mayoristas y minoristas. La aplicación está disponible tanto para iPhone como en teléfonos con sistema operativo Android.

Precio Luz España

Aplicación exclusiva para el entorno iOS. Con ella se puede consultar rápidamente el precio del kWh en el mercado regulado. Además, incluye una lista de precios por horas y un sistema de gráficos en donde se muestra la evolución de los precios.

No es tan completa como redOS, pero cumple con el objetivo de informar los precios en tiempo real. Más que suficiente para poder programar el uso de la luz de acuerdo a las horas valle.

Foto de Giorgio Manenti en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.