Volver a los artículos

Tesla fabricará sus propias baterías para coches eléctricos y promete reducir el coste final de producción

Tesla baterías - Celside Magazine

El día 22 de septiembre pasado se celebró el Tesla Battery Day, evento durante el que la compañía, dirigida por Elon Musk, anunció una serie de sorpresas relacionadas con la fabricación  de nuevos productos.

De todas las noticias, la que más llamó la atención fue el anuncio de la fabricación de baterías para los coches eléctricos de la misma marca, con el objetivo de abaratar costes y poder ofrecer un producto accesible a mayor cantidad de personas.

Reducir el precio de los coches eléctricos es la meta

Elon Musk ha sido bastante explícito al señalar que sus coches no son un producto accesible para todo el mundo. En este caso, el mayor obstáculo para ello es la compleja infraestructura que necesitan para ser recargados. Consciente de esto, Musk anunció la fabricación de baterías para sus coches que, además, reducirían notablemente el consumo de los coches eléctricos.

El anuncio ha sido bien recibido, considerando que la fabricación interna de baterías era algo pendiente en Tesla. Actualmente, la compañía mantiene una alianza con Panasonic para conseguir baterías, pero esta se ha visto en entredicho luego de retrasos en la producción que como efecto dominó afectaron el estreno de nuevos modelos de coches.

Las claves para entender la reducción de precio en las baterías Tesla

La forma en que Tesla pretende iniciar su proceso de fabricación de baterías propias con un precio mucho más económico se centra en un par de puntos importantes. 

El primero tiene que ver con cambiar y ajustar el diseño de la celda, para luego incorporar nuevos materiales en el ánodo y el cátodo. Es decir, en el polo positivo y negativo de la batería. Todo esto de la mano de un proceso de fabricación innovador que ofrece un nuevo empaquetamiento de la batería.

Con todo esto, Tesla promete una notable reducción en los costes de fabricación, sin perder ni un ápice de rendimiento. Así, además, se estrecha la distancia de precios entre los coches eléctricos y los de combustión, incentivando el uso de coches más limpios y sostenibles.

Aunque la compañía no ha mencionado precios, los expertos han hecho sus cálculos y estiman que una batería con este tipo de cambios importantes podría alcanzar precios de entre 80 y 100 dólares.

En esta tesitura, Tesla estaría preparada para vender coches eléctricos por 25.000 dólares. Un valor que se acerca mucho más a los rivales de combustión.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.