Volver a los artículos
gafas de VR Oculus Quest 2 - Celside Magazine

Las gafas realidad virtual, también conocidas como cascos de realidad virtual o gafas VR, son un dispositivo que ha ganado bastante protagonismo en el mundo tecnológico. Esto, debido al crecimiento exponencial del mercado de los videojuegos y también por el interés de las personas por hacerse con aparatos electrónicos que les permitan expandir su percepción.

Sin embargo, hay tantas gafas de realidad virtual como utilidades para ellas. Por lo tanto, elegir unas no es tan fácil como parece. Es importante conocer las diferencias entre ellas y saber cuáles son las más populares.

En el siguiente artículo te contamos todo sobre este tipo de gafas y te mostramos las mejores para disfrutar la experiencia con las gafas de VR.

¿Qué son las gafas virtuales?

Las gafas de realidad virtual son un dispositivo de visualización de imágenes que proyectan el contenido directamente en la retina. Esto, para producir la sensación de estar completamente inmerso en el contenido que se proyecta en nuestros ojos.

No por nada son el dispositivo ideal para complementar la experiencia de algunos videojuegos. Esto, porque al ponernos las gafas en la cabeza y tapar nuestros ojos con ellas, podemos ver las imágenes del juego como si estuviéramos dentro de él.

Es por eso que algunos juegos o experiencias con gafas virtuales requieren un espacio vacío o sin obstáculos. Esto, para que quién las use no se vaya a tropezar o golpear con algún objeto mientras vive la experiencia virtual.

No hay que confundir las gafas virtuales con las gafas de realidad aumentada o mixtas. Estas últimas dejan ver el entorno y añaden una pantalla complementaria que se superpone a la realidad. Esto permite interactuar con la realidad y añadir capas o filtros extra.

Por el contrario, las gafas virtuales nos aíslan por completo del entorno (tapan ambos ojos) y nos hacen vivir una experiencia completamente inmersiva.

Tipos de gafas virtuales

Existen varios tipos de gafas virtuales y es importante saber diferenciarlas antes de hacerse con unas. Podemos identificar cada modelo según el uso que le vamos a dar y el dispositivo al cual lo vamos a conectar. De esa forma tenemos las siguientes categorías:

Gafas virtuales para videoconsolas

Son gafas virtuales producidas y enfocadas a la experiencia con videojuegos de consola. Por lo tanto, el procesador como las conexiones de las gafas son externas y dependen de la consola a la que se van a conectar. Suelen incluir una serie de sensores que son los encargados de detectar el movimiento y emparejarlo con la experiencia durante el juego.

Este tipo de gafas suelen reproducir una experiencia en 3D y se usan a menudo con mandos externos.

Gafas virtuales para pc

Tienen una función parecida a las gafas de videoconsolas, con la diferencia que están fabricadas y adaptadas para conectarse a un ordenador. Eso si, para funcionar requieren una gráfica y un procesador potentes. Por lo que no son compatibles con ordenadores de gama media o baja.

Estas gafas también se pueden usar con mandos y si tenemos un buen ordenador, pueden producir una experiencia realmente impactante y satisfactoria.

Gafas virtuales autónomas

A diferencia de las de consola o pc, estas gafas no necesitan conexiones externas, ni dependen de otros dispositivos. Ellas mismas incluyen el procesador, la gráfica y todo lo necesario para echar a correr juegos. Son un producto relativamente moderno que vienen a cubrir el hueco que dejaban las gafas que dependen siempre de otro dispositivo.

Se pueden usar con mandos y otros gadgets que suelen incorporarse en la experiencia de juegos con este tipo de gafas.

Mejores para PS4 y PS5

Si pensamos en gafas virtuales para consolas, es inevitable hablar de PlayStation VR. Un visor de realidad virtual desarrollado y fabricado por Sony en el año 2016. Un dispositivo que, además de ser muy popular, permitió expandir la experiencia de juego en las consolas del mismo fabricante. La PS4 y la PS5.

PlayStation VR o también PSVR cuenta con una pantalla OLED de 5,7 pulgadas y una resolución de 1920 x 1080. Cuenta con un campo de visión de 100 grados aproximados. Tiene, además, micrófono y una serie de sensores de movimiento. El sistema de conexión incluye USB y HDMI.

Lo mejor de todo es que el catálogo de juegos compatibles con las gafas VR PS4 es bastante amplio. Por lo que no habrá problemas a la hora de buscar títulos que se ajusten a nuestros gustos y experiencia de juego.

Entonces, si eres un jugador experto, sobra la pregunta ¿conoces la PS Classic? Lo mismo si hablamos de juegos de PS en iPhone. Todos estos sistemas se pueden sumar a la experiencia con unas gafas PSVR. Esto, si quieres ampliar al máximo tu interacción con los videojuegos.

Las mejores gafas virtuales para jugar

Definir cuáles son las mejores gafas virtuales del mercado es un verdadero reto. Por lo mismo nos enfocaremos en las más eficientes y versátiles que permiten experimentar varios juegos con una experiencia impecable. Entre ellas tenemos:

HTC Vive

HTC vive - Celside Magazine
Foto de Jesper Aggergaard en Unsplash

Son las gafas virtuales con mejor evaluación de parte de los usuarios. Su mayor baza es que cuentan con una serie de sensores de movimiento que permiten sincronizar la experiencia de juego y hacer que todo parezca aún más realista. Se pueden usar con mandos inalámbricos y permiten la conexión de auriculares in-ear. Cuentan, además, con una pantalla OLED con una resolución de 2160 x 1200 píxeles.

Es importante señalar que las HTC Vive necesitan un ordenador potente para funcionar. La tarjeta gráfica debe ser una Nvidia GeForce GTX 970 como requisito mínimo y el procesador debe ser un Intel Core i5 4590 o superior. La RAM debe ser de por lo menos 4G.

Actualmente, se han lanzado los modelos HTC Vive Pro 2 y Vive Focus 3. El primer modelo ronda los 820 euros y el segundo se acerca a los 1500 euros.

PlayStation VR

Un producto ideal para jugar en PlayStation 4 y 5. Gafas virtuales desarrolladas por Sony que se enfocan en ofrecer una experiencia virtual completa. Esto, gracias a los complementos adicionales que ofrece el fabricante y en donde podemos encontrar mandos con sistema dual shock, por ejemplo.

Estas gafas cuentan con pantalla OLED de 5.7 pulgadas y una resolución de 4000 x 2080 píxeles. El campo de visión es de 100 grados y cuentan con micrófono integrado. Las podemos encontrar a partir de los 180 euros y el valor sube, dependiendo del modelo y generación de las gafas.

Valve Index

Gafas VR desarrolladas por Valve, una empresa estadounidense especializada en videojuegos. Es reconocida por crear juegos como Half-Life y el famoso Counter Strike.

Estas gafas tienen una pantalla OLED con resolución de 2800 x 1600 píxeles y son capaces de funcionar con tasas de refresco a 90, 120 y 144 Hz. Tienen, además un sistema de tracking externo que mejora la sincronización con el visor y los mandos incorporados.

Las puedes comprar directamente en la plataforma de Steam en diferentes paquetes. El visor solo cuesta 539 euros, pero si sumamos otros accesorios podemos llegar a los 1080 euros.

Oculus Quest 2

Son gafas de realidad virtual autónomas que se pueden conseguir por 349 euros en la versión de 1285 GB y 449 euros en la versión de 256 GB. Pesan apenas 503 gramos y cuentan con un panel LCD que ofrece una resolución de 1920 x 1832 píxeles. Tienen un procesador integrado Snapdragon XR2 y opciones de conectividad wifi y Bluetooth 5.1.

Son ideales para iniciarse en el mundo de la realidad virtual y por el precio, en comparación con el resto, son una de las más accesibles. Se pueden adquirir con una serie de complementos que incluyen controladores touch, cable de carga, adaptador de corriente y separador para gafas.

HP Reverb G2

Gafas virtuales desarrolladas en conjunto por HP, Valve y Microsoft. Por lo mismo, son compatibles con plataformas de juegos como Steam y también con sistemas como Windows Mixed Reality.

El sistema de tracking no es tan eficiente como en el resto de los modelos, pero la calidad de imagen es bastante buena. El campo de visión es de 114 grados y la resolución alcanza los 4320 x 2160, píxeles. La frecuencia de refresco es de 90 Hz. Su precio final ronda los 500 euros.

Ahora que conoces las gafas realidad virtual y sabes en qué fijarte a la hora de comprar unas, solo te queda elegir el modelo que más te guste. Lo más importante y que no debes olvidar es que, dependiendo del fabricante, necesitarás un ordenador o consola para usar tus nuevas gafas VR.

Foto de Remy Gieling en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.