Volver a los artículos

Dispositivos para reducir el consumo de luz y tener un hogar conectado

Consumo hogar conectado - Celside Magazine

El recibo de la luz registró un alza histórica durante el mes de abril. Un 46,4 % que se debe, fundamentalmente, al aumento de la inflación y a la subida de precio que ha registrado el CO2. Este panorama pone sobre la mesa la importancia de reducir el consumo eléctrico en hogares, especialmente ahora que la tecnología nos ofrece soluciones interesantes para lograr este objetivo.

En el siguiente artículo te contamos cuáles son los dispositivos esenciales que todo hogar conectado debe tener para reducir el consumo de luz.

Invertir para reducir el consumo de energía

Aunque parezca paradójico, si quieres reducir tu consumo energético primero tienes que invertir. Debes comprar una serie de dispositivos que, si bien puede resultar un poco caros, a largo plazo amortizarán el gasto inicial. Eso, además, de reducir de manera permanente el consumo de energía y hacer tu vida más cómoda.

Hoy en día hay suficientes dispositivos adaptados para montar una casa de consumo sostenible. Algo que, además, va de la mano con el concepto del internet de las cosas. Este último muy relacionado con el sueño domótico, que refiere a la posibilidad de tener un hogar completamente conectado.

Dispositivos que permiten ahorrar luz

Dispositivos y productos para ahorrar luz en casa hay muchos. Los más relevantes y que no deben faltar en una casa de bajo consumo son:

Bombillas inteligentes

La aparición de las bombillas inteligentes ha supuesto un enorme cambio en lo que refiere a consumo energético. Son LED y gastan mucho menos que una bombilla tradicional. Además, son compatibles con sistemas inteligentes que permiten su control y ajuste desde otros dispositivos. Como, por ejemplo, el móvil.

A la hora de elegirlas es importante fijarse en la marca, modelo y nivel de luminosidad. También habrá que elegir entre luz fría y luz cálida, dependiendo de la estancia o habitación en donde las vamos a usar.

Un factor determinante en el uso de las bombillas inteligentes es el protocolo de conexión. Algunas, como las Yeelight de Xiaomi, se conectan directamente por WiFi a una aplicación instalada en el móvil. Mientras que otras requieren de puentes adicionales para conectarse a router y luego a la aplicación del teléfono. Esto último sucede, por ejemplo, en algunos modelos de bombillas de IKEA y las Philips Hue.

Una vez que nos hemos decantado por un sistema u otro, podemos integrar el uso de asistentes personales en el móvil, para programar el encendido y apagado automático de las bombillas. Esto, además, es compatible con el uso de otros dispositivos, como enchufes inteligentes y electrodomésticos conectados.

Enchufes inteligentes

La mayor virtud de los enchufes inteligentes es que nos permiten controlar indirectamente otros dispositivos electrónicos no inteligentes. Por ejemplo, si conectamos una lámpara tradicional al enchufe inteligente, podremos controlar el apagado y encendido de la misma desde nuestro móvil y usando la conexión WiFi.

En algunos casos y dependiendo del modelo, los enchufes inteligentes pueden activar o desactivar el paso de la corriente, además de medir la cantidad de energía que gasta determinado electrodoméstico. Esto es posible gracias a la integración de un temporizador que permite programar su uso y calcular su consumo.

Con respecto al diseño de los enchufes inteligentes, hay que tener ojo. Hay algunos bastante grandes que pueden bloquear otras conexiones o tomas de corriente. Por lo tanto, antes de comprar uno, hay que asegurarse de que tenga las medidas adecuadas.

Los enchufes inteligentes son ideales para reducir el consumo de energía en casa porque son programables y evitan que los electrodomésticos se queden encendidos innecesariamente.

Termostatos inteligentes

El uso de termostatos inteligentes es esencial si en casa tenemos una red de calefacción o aire acondicionado. Además de facilitar el control de estas redes a distancia y desde el móvil, permiten optimizar el encendido y apagado de las mismas.

Algunos modelos son compatibles con el GPS de los móviles, por lo tanto pueden detectar si estamos dentro de una estancia para activar la calefacción o aire acondicionado. Al mismo tiempo, pueden desactivar dichos sistemas si detectan que estamos lejos. Mejorando de forma notable la eficiencia en el consumo energético.

Para que el uso de un termostato inteligente y la red de calefacción o aire acondicionado pueda rendir de forma adecuada es importante contar con un buen sistema de aislamiento en el hogar. De esa forma, se aprovechan al máximo estos sistemas y se evita que hagan sobre esfuerzos en determinadas épocas del año.

Altavoces inteligentes

Los altavoces inteligentes han sido un bombazo en España porque, además de poder escuchar música con ellos, incorporan asistentes virtuales que nos permiten controlar otros dispositivos conectados del hogar.

Los modelos más famosos son los Echo de Amazon y el Google Home. Ambos permiten realizar un montón de funciones de forma automatizada y dirigiendo todo con comandos de voz. Lo mejor de todo es que admiten la conexión con bombillas y enchufes inteligentes. Lo que se transmite en un máximo control y programación para conectar o desconectar estos dispositivos en función del uso y los horarios.

Al crear rutinas de encendido y apagado evitamos consumir luz o activar enchufes en horarios en donde nadie los usa. Algo que, finalmente, repercute de manera positiva en la factura de la luz.

Es importante recordar que cualquier dispositivo conectado que admita cierto nivel de programación es una buena compra si lo que queremos es reducir la factura de la luz. Esto, porque con ellos podemos montar sistemas de consumo inteligente según las horas del día y dependiendo del uso específico que hagamos de algunas estancias del hogar. Si todo esto se combina con móviles y aplicaciones dedicadas, tendremos todo lo necesario para montar un hogar cómodo y, por sobre todo, sostenible.

Foto de Dan LeFebvre en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.