Volver a los artículos
TICS en las aulas - Celside Magazine

En un mundo cada vez más tecnológico, las personas se adaptan a los nuevos sistemas de comunicación y procesan de manera distinta la información. En este escenario, los móviles y los ordenadores son los protagonistas de una revolución social. Gracias a estos dispositivos, la sociedad ha dado pasos gigantescos hacia el futuro. Algo que también llegó al ámbito de la educación en donde las TICS en las aulas se han transformado en un nuevo método de interacción entre profesores y alumnos.

En este artículo te vamos a explicar cuál es la importancia de las TICS. Qué son, cuál es su influencia en el desarrollo social y cómo podemos usar las nuevas tecnologías en las aulas para impulsar el aprendizaje de niños, jóvenes y adultos.

Qué son las TIC

Las TIC es el nombre corto que reciben las tecnologías de la información y comunicación. Sin embargo, su concepto y alcance es mucho más amplio que su definición.

Estamos hablando de un conjunto de herramientas, sistemas y tecnologías que, unidas, mejoran la forma en que las personas se comunican y se envían información entre sí. Algo que viene de la mano del uso de dispositivos electrónicos y conectados que bien utilizados pueden ejercer una influencia importante y beneficiosa a nivel social.

Dentro de las tecnologías que integran esta definición tenemos la telefonía fija y móvil, las redes de conexión, la televisión, los ordenadores y las consolas de juegos. Se incluye el internet de las cosas, el correo electrónico, servicios en la nube, navegadores de internet, buscadores y cualquier plataforma que transmite o permite el envío de información a otras personas.

Las TIC son una extensión de otro concepto igual de relevante y que es la Tecnología de la información o TI.

¿Qué es la tecnología de la información?

Es el nombre que recibe la utilización de cualquier sistema o artefacto tecnológico que permite el almacenamiento, recuperación, transmisión y manipulación de datos. Un término que suele ser muy usado en el ámbito empresarial, pero que también aparece en otras áreas como la ciencia y la educación.

Podríamos decir que la tecnología de la información es uno de los pilares del desarrollo de la sociedad. Y aunque está fuertemente relacionada con la aparición de los primeros ordenadores y la informática, sus raíces son mucho más antiguas.

De hecho, el concepto tecnología no se refiere exclusivamente al uso de ordenadores, sino también al uso de cualquier artefacto o técnica basada en un conjunto de conocimientos.

Por lo mismo, podríamos decir que uno de los primeros indicios tecnológicos de un método para transmitir la información fue el palo tallado. Un sistema que data del paleolítico superior y que consistía en el empleo de huesos de animales para realizar el conteo de distintas cosas. La creación de las pinturas rupestres y los sistemas de escritura antigua fueron, también, una forma de registrar información para la posteridad.

A la fecha, los principales logros alcanzados en el ámbito de la tecnología de la información son los siguientes:

Almacenamiento de datos

Es una de las áreas que más ha avanzado con respecto al modo en que se guarda o registra la información. Pasando así, de algo tan primitivo y antiguo como el palo tallado, a las primeras computadoras electrónicas y luego a los ordenadores actuales. Dispositivos que permiten guardar una enorme cantidad de información que, además, se puede enviar a la nube.

Bases de datos

Cuando hay tanta información dando vueltas por el mundo, deben existir sistemas para organizarla. Aquí es cuando surgen los primeros gestores de bases de datos como el Information Management System de IBM.

También aparecen los sistemas para analizar y organizar esos datos, como el modelo plano, el modelo de bases jerárquico, los modelos de red y muchos otros. Algo que luego deriva en los lenguajes de programación más populares como Perl, C++ o Java.

Transmisión de datos

Es uno de los logros más apreciados en la tecnología de la información y contempla la etapa de transmisión, propagación y recepción. La piedra angular de los sistemas de comunicación actuales. Algo que, además, se convierte en el pilar principal del desarrollo de las TIC.

A la fecha, el concepto de tecnologías de la información ha sido especialmente conocido por el manifiesto publicado hace unos años por la Unesco y que propone su uso como un método eficiente para mejorar la educación.

La Unesco y el auge de las TIC

A pesar de que las tecnologías de la información existen desde hace mucho, su empleo en la educación fue algo recomendado de manera formal por la Unesco en el año 2008. Fecha en la que la organización publicó una guía titulada Estándares de competencia en TIC para Docentes.

En el documento se indica la importancia de la tecnología como medio para hacer que los estudiantes adquieran capacidades para buscar, analizar y evaluar la información. Esto, además de resolver problemas, elaborar decisiones, utilizar instrumentos de producción con creatividad y, en rigor, transformarse en ciudadanos informados, responsables y capaces de contribuir a la sociedad.

La guía es un conjunto de directrices enfocadas en los profesores y ofrece sugerencias para elaborar programas de formación y sistemas de calificación. De paso, es un documento que permite ampliar los conocimientos de los propios profesores respecto a los nuevos avances registrados a nivel tecnológico.

Qué son las TIC en la educación

Siguiendo la guía de la Unesco, podemos decir que las TIC en la educación son la aplicación de cualquier tecnología actual en el proceso de aprendizaje de un alumno. Es decir, la combinación de las TI con los avances en los sistemas de comunicación. Todo esto, con el objetivo de establecer un vínculo productivo entre los alumnos y el profesor.

El uso de las TIC se traduce, entonces, en una serie de beneficios que mejoran el proceso de enseñanza en las escuelas y que contribuyen a la modernización del sistema. Las fortalezas de esta implementación son:

Interactividad

El empleo de la tecnología en el proceso de aprendizaje incentiva a los alumnos a participar activamente y probar distintas tecnologías a su alcance. Algo que resulta estimulante a la vez que constructivo para sus competencias digitales.

Un ejemplo de esto sería, por ejemplo, la utilización de los correos electrónicos o sistemas de chat para comunicarse con el profesor y con el resto de compañeros. Esto, para celebrar reuniones virtuales, revisar temas o incluso participar de evaluaciones en línea. Se incluyen en este apartado los sistemas de videollamada.

Conectividad

Que los alumnos y los profesores estén conectados aumenta la velocidad a la que los integrantes del sistema reciben la información. Por lo mismo, desaparecen los problemas producidos por la falta de conocimiento respecto a las responsabilidades que aparecen en el marco del aprendizaje.

Los estudiantes reciben a tiempo las notificaciones sobre exámenes, tareas u otras actividades escolares. Por lo mismo, están mucho más preparados para organizar y administrar su tiempo. Los profesores, por su parte, obtienen una visión real del alcance de los datos e informes, permitiendo así llevar un control mucho más exhaustivo del proceso.

Más autonomía para los estudiantes

La información queda almacenada en la red, lo que permite que los alumnos tengan acceso permanente a ella. Esto incentiva la autonomía durante el proceso de aprendizaje, al permitir que los alumnos puedan revisar los datos en cualquier momento y sin necesidad de estar en la escuela o cumpliendo horarios específicos.

Disminuye la brecha generacional

Permite solventar las diferencias evidentes entre el profesorado y el estudiante. Ofreciendo herramientas de digitalización para ambas partes que convergen en un punto común y que, en este caso, es el estudio de determinadas asignaturas.

Aplicaciones y recursos de las TICS en las clases

Una vez que conocemos el concepto de TIC y comprendemos el alcance que tiene en la educación, podemos analizar los recursos tecnológicos en el aula. Es decir, aquellas aplicaciones y herramientas que potencian el proceso de aprendizaje.

Para analizarlos adecuadamente, podemos organizarlos de la siguiente forma:

Sistemas de comunicación

En esta categoría entran todos los sistemas y tecnologías que permiten la conexión entre los alumnos y el profesor. Como, por ejemplo, las plataformas para hacer videollamadas. Aquí tenemos Zoom, Skype o Meet de Google, entre otras.

También podemos mencionar los grupos de WhatsApp o Telegram, que permiten la rápida comunicación entre los integrantes de un curso. Entran en esta categoría el correo electrónico y los gestores que permiten administrar varias cuentas de mensajería.

Programas para fomentar la creatividad

Aquí tenemos todos aquellos programas que permiten al alumno trabajar en áreas creativas. Tenemos software como Photoshop, Moviemaker y cualquier aplicación para el teléfono que permite la creación inspirada del alumno.

Para temas de escritura podemos mencionar el uso de procesadores de texto como Word, Star Office o Libre Office. Estos ayudan al alumno a redactar informes y tareas que luego podrán ser enviadas al profesor a través de correo electrónico.

Herramientas web

En este apartado podemos considerar todas las páginas web o plataformas en línea que permiten expandir el aula a internet, sin necesidad de descargar software o aplicaciones adicionales.

Tenemos plataformas como Didactalia, una comunidad educativa global para profesores y estudiantes. Con un sistema de aprendizaje apto para educación infantil así como para Bachillerato. En ella, el profesor puede crear un sistema de trabajo para una asignatura en particular y puede utilizar recursos como mapas interactivos, juegos de ciencias, enciclopedia y sistemas de evaluación.

Otras webs que cumplen una función parecida a la de Didactalia serían ProComún, Tiching o Testeando. Este último se caracteriza por ofrecer un sistema de preguntas que permiten al alumno reforzar sus conocimientos respecto a determinadas asignaturas. Las preguntas abarcan materias que van desde primaria, bachillerato e incluso formación profesional.

Complementos de Google

Además de las propias páginas web de aprendizaje, existen complementos integrados en Google y que añaden una capa extra de organización al proceso. Para usarlas, únicamente se requiere una cuenta Gmail.

Entre ellas tenemos Google Calendar, para agendar las fechas de exámenes, tareas importantes o actividades relacionadas. También podemos emplear un sistema de hojas de cálculo, un procesador de texto e incluso un software en línea para confeccionar presentaciones con sistema de diapositivas.

Si seguimos escarbando en los beneficios que ofrece la cuenta de Google, podemos encontrar aplicaciones en líneas como correctores de texto, traductores y Google Earth para aquellos que quieren reforzar sus conocimientos en geografía.

TICs en las aulas

Si llevamos la tecnología a las escuelas e impulsamos con ella reformas y cambios en los sistemas de aprendizaje de forma estratégica, el resultado siempre será productivo para alumnos y profesores.

Entonces, si hablamos de tics en el aula ejemplos de esto serían el uso de un portátil y un proyector para hacer una presentación delante de otros alumnos o el uso de tabletas entre los estudiantes, para hacer ejercicios relacionados con alguna asignatura en específico.

Ventajas y desventajas del uso de la tecnología

A pesar de que la implementación de las TIC son algo recomendado por la Unesco y son a todas luces una buena solución para aumentar los estímulos en la educación, no son un sistema perfecto. Esto, porque su mala praxis podría acentuar problemas del uso del móvil, si es que el alumno presenta algún tipo de adicción a él.

Por lo mismo, si hablamos de tecnología en el aula ventajas y desventajas, podemos mencionar los siguientes problemas:

Crear dependencia de la tecnología

El impulso de las TIC en el aula puede reforzar actitudes de dependencia a dispositivos conectados. Siendo el móvil uno de ellos y al cual se podrían sumar tabletas, ordenadores y otros aparatos.

En este caso, la clave es dar la posición adecuada a la tecnología, sin que ella se transforme en la protagonista en el proceso de aprendizaje. El trato entre profesor y alumno y la calidad de ese vínculo sigue siendo la prioridad, por sobre las herramientas utilizadas.

Peligro de trampas y plagio

La existencia de la tecnología puede incentivar el uso de trampas durante exámenes o trabajos en equipo, en donde las aplicaciones sociales o de comunicación podrían jugar un papel contraproducente. Intentan ayudar, pero facilitan el envío de las respuestas entre los alumnos.

Lo mismo pasa con el acceso a internet. El estudiante puede copiar y pegar información, plagiando contenido de otras personas para crear su propio informe o tarea.

Aumentar la distancia con los padres

En familias en donde los padres no están completamente digitalizados, la implementación de las TIC en la escuela puede aumentar la distancia entre los alumnos y sus progenitores. Esto puede derivar en una falta de control por parte de los padres y en un sentimiento de despreocupación por parte del hijo que, sin ese control, se abandona a otras actividades.

Hacer creer que el profesor no es necesario

Cuando un alumno confirma que tiene todo tipo de información a su alcance y que los sistemas de calificación han sido automatizados, puede presuponer que la figura del profesor no es trascendente.

Esto, llevado al extremo, puede derivar en anarquía durante el proceso de aprendizaje en donde la figura del docente pierde la importancia y respeto que debe tener como el punto de conexión entre lo que se debe aprender y el alumno.

Por todo lo anterior, es importante debatir más sobre tecnología para estudiantes. Para así encontrar un punto de equilibrio que permita aprovechar al máximo las virtudes y beneficios de las TICS en las aulas.

Foto de Firmbee.com en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.