Volver a los artículos
Teclado Bluetooth - Celside Magazine

Los teclados Bluetooth han sido una verdadera revolución en el mercado tecnológico. Nos permiten prescindir de cables y son muy eficientes a la hora de comunicarse con otros dispositivos compatibles.

Sin embargo, este tipo de teclados no siempre son la mejor opción. Esto, porque su efectividad depende muchísimo del contexto y la tarea que estemos realizando.

En este artículo te vamos a explicar todo sobre los teclados Bluetooth. También vamos a analizar los pros y contras de hacerse con uno de estos periféricos.

¿Qué son los teclados Bluetooth?

Un teclado Bluetooth es un tipo de periférico que permite escribir en el ordenador y que no necesita estar conectado por cable a él para cumplir esa función. Esto es posible gracias a la tecnología Bluetooth incorporada en el teclado y que permite conectar de forma inalámbrica con otros dispositivos.

Sin embargo, para que un teclado Bluetooth pueda funcionar, debe emparejarse con dispositivos que cuenten con la misma tecnología. Siendo inútil en entornos donde los aparatos necesitan de cables u otro tipo de conexión física.

Por lo demás, decir que un teclado funciona por Bluetooth no indica que sea compatible con todos los dispositivos Bluetooth del mercado. Es importante que un teclado de estas características tenga una versión compatible con el otro dispositivo al cual se va a conectar.

Hoy en día este tipo de teclados funcionan con ordenadores, pero además con otros dispositivos como los TV Box, mini cadenas o sistema de música. Incluso con móviles y tabletas.

Ventajas de un teclado Bluetooth

Hacerse con un teclado de conexión inalámbrica puede ser muy útil si estás cansado de tener tantos cables alrededor. Sin embargo, hay otras ventajas que obtenemos al usar este tipo de periférico. Las principales son:

Se puede ubicar en cualquier sitio

La tecnología Bluetooth tiene un rango de cobertura de varios metros. Por lo mismo, contar con un teclado Bluetooth significa que podemos estar a varios metros de distancia del ordenador para controlar sus funciones y escribir en él. Algo que es realmente cómodo si estamos sentados en el sofá o estamos a cierta distancia del otro dispositivo.

Se puede usar en distintos dispositivos

Muchos teclados Bluetooth permiten conectarse a Smart TV o sistemas TV Box para poder escribir sin necesidad de utilizar el mando a distancia. Esto permite prescindir de los mandos que, habitualmente, ofrecen una mala experiencia de usuario a la hora de escribir. Esto, porque nos obligan a emplear el cursor para ubicarnos en cada letra. Lo que hace el proceso bastante lento.

En cambio, con un teclado Bluetooth solo tenemos que pulsar un par de teclas y empezar a escribir como si estuviéramos en un ordenador. Lo que resulta mucho más sencillo y rápido.

Tienen un buen nivel de respuesta

El nivel de respuesta de un teclado Bluetooth es el tiempo que demora en enviar la señal al dispositivo que queremos controlar cuando pulsamos una tecla. Esto se denomina habitualmente Latencia y mientras más baja sea en un teclado, mejor respuesta o más rápido enviará los datos al dispositivo al cual está conectado.

Los teclados Bluetooth actuales están configurados para trabajar en un rango de frecuencia de 2.4 GHz, lo que garantiza una buena latencia.

Es decir, son capaces de reaccionar rápidamente y enviar datos a otros dispositivos sin afectar el rendimiento en estos últimos. Siempre y cuando estemos a una distancia razonable y que esté considerada dentro del rango de cobertura en metros.

¿Qué Bluetooth tiene mayor alcance?

Bluetooth es un protocolo de comunicación inalámbrica que permite que los dispositivos que cuentan con esta tecnología se puedan conectar entre sí. Fue creado como una especificación industrial para redes inalámbricas de área personal y fue introducido de manera oficial en el año 1989 por Bluetooth Special Interest Group, un consorcio conformado por varias compañías.

Dada la antigüedad de esta tecnología, existen varias versiones y cada una de ellas cumple con condiciones específicas que han ido mejorando a lo largo de los años.

Por lo mismo, las versiones más modernas siempre serán mejores que las antiguas. Algo que se nota, fundamentalmente, en la cobertura de metros que puede alcanzar la señal inalámbrica y la tasa de transferencia de datos.

Con respecto al tema de las distancias, la forma más sencilla de revisar la cobertura en metros de la señal Bluetooth es mirar a qué clase corresponde. Hay cuatro clases y cada una de ellas marca un rango predefinido.

La señal Bluetooth clase 1 tiene un alcance de hasta 100 metros. La 2 alcanza los 20 metros, mientras que las clases 3 y 4 son las más antiguas y, por lo mismo, las que menos rango de metros tienen. La mayoría de los dispositivos actuales cuentan con sistemas Bluetooth que cubren varios metros.

¿Y la transferencia de datos?

La transferencia de datos o la cantidad de información que se puede enviar por segundo a otros dispositivos también es importante para garantizar una señal fluida y sin cortes. En el caso de la señal Bluetooth lo que define esto es el número de su versión.

Las primeras versiones de Bluetooth apenas podían transmitir 2 Mbps. Sin embargo, a partir de la versión 3 esto comenzó a mejorar, hasta llegar al Bluetooth 5.0 que puede transmitir alrededor de 50 Mbps. Una cantidad notablemente superior y que permite que distintos dispositivos puedan comunicarse de manera bastante eficaz con este tipo de tecnología.

Por lo mismo, si buscamos un teclado Bluetooth con buen tiempo de respuesta y una buena cobertura en metros, lo mejor es decantarse por las últimas versiones de esta tecnología como la 4.0 o la 5.1.

Desventajas de un teclado Bluetooth

Los teclados Bluetooth pueden ser muy útiles según qué circunstancias. Sin embargo, también pueden producir problemas dependiendo del contexto en el que los vamos a usar. Las principales desventajas son:

Usan baterías o pilas

La gran baza de un teclado inalámbrico es que nos quita los cables. Pero a cambio, nos suma las pilas o baterías. Esto, porque no cuentan con alimentación directa desde el ordenador y necesitan tirar de energía externa para poder trabajar con la señal Bluetooth.

¿Qué implica esto? Pues que cada cierto tiempo vamos a tener que gastar dinero y tiempo en reemplazar las pilas o baterías del teclado Bluetooth. Mientras que con un teclado con cable nunca tendremos ese problema porque la fuente de alimentación es el dispositivo al cual está conectado.

Dependen de un receptor de señal

Los teclados Bluetooth funcionan gracias a un receptor de señal que, habitualmente, tiene un puerto USB para conectarse al dispositivo con el cual queremos trabajar. Este receptor funciona como una antena que permite la comunicación entre ambos dispositivos.

Si por cualquier motivo el receptor se daña, el teclado Bluetooth quedará inutilizado. Esto, porque no contará con la antena que permite comunicarse con otros dispositivos.

Lo mismo sucede si perdemos el receptor. Sin él no podremos utilizar el teclado Bluetooth. Lo que puede ser un incordio si no tenemos otros teclados cerca para salir del paso.

La señal puede sufrir interferencias

No suele ser un problema común, pero a veces la señal Bluetooth puede verse afectada por interferencias que afectan su correcto funcionamiento. Esto también se nota cuando el teclado Bluetooth está demasiado lejos del dispositivo que controla.

Esto que no parece un problema grave, sí que marca una diferencia importante con un teclado con cable en donde este problema nunca va a existir. Esencialmente, porque este último va directamente conectado al ordenador o dispositivo, garantizando así una excelente comunicación sin interferencias de ningún tipo.

No son recomendables para gaming

Aunque la versión de Bluetooth incluida en los teclados Bluetooth más modernos garantiza una buena respuesta a la hora de enviar la información al dispositivo conectado, la latencia que se puede producir no garantiza la perfección en el entorno gaming. Especialmente si jugamos desde un ordenador.

Cabe recordar que en el gaming, la clave para ganar partidas es tener un nivel de respuesta muy alto para combatir con adversarios. Por lo mismo, tener un teclado Bluetooth que demora en enviar los clics al sistema puede significar que nos maten en Fortnite u otros juegos competitivos.

En ese sentido, siempre será preferible elegir un teclado con cable en donde la transmisión de la señal sea instantánea y lo más fiel al instante en que apretamos cada tecla para disparar, saltar o hacer cualquier otro movimiento importante en la partida.

Un teclado bluetooth no funciona con la BIOS

Si estás usando un teclado bluetooth en el ordenador no podrás acceder a la BIOS del dispositivo. Esto, porque los controladores de este tipo de periféricos están cargados en el sistema operativo. Con lo cual, las funciones del teclado solo son útiles cuando has entrado en él y no antes, como sucede con la BIOS que es el paso previo al despliegue del sistema operativo.

Esto no es grave si no tienes pensado entrar en la BIOS. Pero sí que puede ser un problema, si tienes que entrar en ella para hacer configuraciones más profundas en el PC. En ese caso, lo mejor será tener cerca un teclado con cable.

Foto de Amy Hirschi en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.