Volver a los artículos

Consejos para comprar el mejor cargador inalámbrico para el iPhone

Cargador inalámbrico para el iPhone - Celside Magazine

Aunque el sistema de carga inalámbrica parece un concepto nuevo en el mercado de los móviles, en realidad no lo es. Existen hace varios años y la compañía Apple lo tiene integrado en sus modelos de iPhone hace rato. Aun así y pese a la trayectoria que ha tenido la carga inalámbrica, es necesario comprender en profundidad su funcionamiento. De esta forma, podremos comprar accesorios adecuados para exprimir al máximo esta función en nuestros dispositivos.

De hecho, la compra del cargador inalámbrico incorrecto puede llevarnos a desaprovechar esta tecnología. Y por sobre todo, perder dinero en accesorios que no trabajarán de forma adecuada con nuestro dispositivo.

Presta atención al siguiente artículo en donde te contamos todo lo que necesitas saber sobre carga inalámbrica. También compartimos contigo unos consejos esenciales para comprar el mejor cargador inalámbrico para iPhone.

Cómo funciona la carga inalámbrica en móviles

La carga inalámbrica en móviles funciona gracias a la inducción electromagnética. Esto se logra con la presencia de una bobina transmisora, que es la que está instalada en el cargador inalámbrico. Esta bobina genera un campo electromagnético latente que es capaz de detectar otro dispositivo con bobina receptora. De esta forma, cuando ponemos un teléfono móvil con este tipo de bobina pegado al cargador, comienza a moverse un flujo de electrones. Ese flujo de electrones dentro de la bobina receptora es la electricidad que carga la batería del iPhone.

Por supuesto, este tipo de carga por inducción necesita que ambos dispositivos estén muy cerca y a no más de 8 milímetros de distancia. De hecho, mientras más pegado esté el teléfono con el cargador, mejor. Así la transferencia de electricidad será mucho más eficiente.

Estándares de carga inalámbrica

Un dato importante a tener en cuenta a la hora de pensar en cargadores inalámbricos, es el estándar de carga. Existen varios, pero no todos están igualmente desarrollados. Esto produce que algunos sean más eficientes según qué condiciones. Algo que estará directamente relacionado con el tipo de dispositivo que queremos cargar.

Estándar Qi

Es el estándar más popular porque es compatible con la mayoría de teléfonos móviles y otros dispositivos conectados. Fue creado por Wireless Power Consortium y funciona sobre la base de la inducción electromagnética. Esto permite cargar dispositivos a una distancia máxima de 4 centímetros, pudiendo atravesar algunas superficies, incluso.

Power Matters Alliance (PMA)

Es un estándar basado en la carga por resonancia magnética. Su mayor virtud es que, a diferencia de Qi, no necesita que el cargador y dispositivo estén pegados. El hecho de que el campo magnético, necesario para iniciar la carga eléctrica, pueda transmitirse por el aire, permite más distancia entre dispositivos.

De todas formas, este estándar es el que más desarrollo necesita aún. Esto, considerando el riesgo que implica trazar campos electromagnéticos en una estancia en donde estos podrían interactuar con otros elementos e incluso el cuerpo humano.

Qualcomm WiPower

Es el estándar desarrollado por Qualcomm, el famoso fabricante de procesadores para ordenadores y móviles. Funciona de manera parecida a Qi, pero está enfocado en superficies más grandes de carga. Como, por ejemplo, mesas. La idea es poder cargar varios dispositivos a la vez, con un solo cargador y respetando el factor forma de los dispositivos.

Las últimas noticias que tuvimos de este estándar fueron en el 2015, en donde parecía una gran novedad. Sin embargo, con el tiempo se ha quedado atrás y ha sido superado en importancia por los otros dos estándares.

Consejos para elegir un cargador inalámbrico para iPhone

Una vez que hemos entendido los principios de la carga inalámbrica y sus estándares, estamos preparados para seleccionar el mejor cargador para nuestro iPhone. Esto, tomando en consideración los siguientes consejos:

Confirmar si nuestro modelo de iPhone es compatible con carga inalámbrica

Lo primero que tenemos que revisar antes de comprar un cargador inalámbrico, es si nuestro iPhone es compatible con este sistema. 

Aunque Apple incorporó esta tecnología hace años, eso no implica que todos sus dispositivos puedan beneficiarse de ella.

Un dato que nos puede servir de ayuda es saber que el estándar Qi fue estrenado por Apple en los modelos iPhone 8 y iPhone X. Por lo que cualquier modelo posterior es compatible con esta tecnología. Para tenerlo aún más claro compartimos la lista a continuación:

  • iPhone 12 Pro
  • iPhone 12 Pro Max
  • iPhone 12 mini
  • iPhone 12
  • iPhone 11 Pro
  • iPhone 11 Pro Max
  • iPhone 11
  • iPhone SE (segunda generación)
  • iPhone XS
  • iPhone XS Max
  • iPhone XR
  • iPhone X
  • iPhone 8
  • iPhone 8 Plus

Verificar la velocidad de carga

Hay muchos cargadores inalámbricos en el mercado y no todos ofrecen la misma velocidad. Podemos encontrar cargadores con tasas de carga variadas, desde 5 a 15 W.

Sin embargo, más que mirar las velocidades y los vatios, es importante saber que el iPhone tiene una tasa de carga máxima de 7,5 W. Esta última está presente en dispositivos con la versión más reciente de iOS.

Por lo tanto, lo lógico es buscar cargadores inalámbricos que se adapten a la tasa de carga de nuestro iPhone. No inferiores a 7,5, pero tampoco superiores. Esto, porque no tiene sentido comprar un cargador a 15 W, si nuestro dispositivo solo llegará a 7,5 W. Estaríamos desaprovechando la función máxima del cargador y, por supuesto, estaríamos gastando más dinero en ese cargador.

No usar fundas demasiado gruesas

Como hemos explicado antes, la carga inalámbrica funciona gracias a la inducción electromagnética. Un sistema que requiere que el cargador y el iPhone estén prácticamente pegados. Por lo mismo, hay que tener mucho cuidado en la funda que vayamos a utilizar con nuestro teléfono. Esto, porque si es demasiado gruesa interferirá en la transferencia de electricidad desde el cargador al dispositivo móvil.

De hecho, Apple menciona esto como un posible problema durante el proceso de carga. En la página del fabricante se sugiere quitar la carcasa gruesa o metálica, si es que la hay.

Si aun así queremos mantener la carcasa o funda, es importante que no sea gruesa. Máximo unos milímetros. Si notamos que el proceso de carga va más lento de lo normal, lo mejor es retirar la funda. Una vez que terminemos el proceso, podremos volver a ponerla.

Elegir el diseño adecuado del cargador

Un dato no menos importante es la selección del diseño del cargador. Algo que irá directamente relacionado con el lugar y la posición en la que queremos tener nuestro iPhone.

En el mercado hay cargadores de todo tipo. Pero los más reconocidos por su diseño son tres: alfombra, base o dock.

El cargador tipo alfombra y la base de carga tienen el mismo principio, poner el iPhone tumbado y encima del cargador. El dock, sin embargo, permite poner el teléfono de pie o en vertical.

Aquí, el detalle que debería determinar el diseño es si estaremos o  no pendientes del teléfono mientras los cargamos. Como, por ejemplo, para mirar las notificaciones esporádicas que podríamos recibir mientras el proceso de carga está en curso. En este caso, el diseño dock o en vertical parece el más adecuado, ya que nos permite mirar directamente la pantalla a cierta distancia.

Si no vamos a estar preocupados de las notificaciones, la opción alfombra o base será suficiente. Además, algunas bases o alfombras de carga permiten poner más de un dispositivo a la vez. 

Otro factor importante a la hora de seleccionar el diseño del cargador es el espacio disponible. Un cargador en vertical suele ocupar menos espacio que uno que nos obligue a poner el iPhone tumbado. Por lo mismo, si vamos a poner el cargador en la mesita de noche o en nuestra mesa de trabajo, quizá la mejor opción sea el cargador vertical.

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h