Volver a los artículos

Apple presenta un nuevo sistema de reparaciones de autoservicio

Reparaciones autoservicio Apple - Celside Magazine

Durante años, la compañía Apple ha sido hermética y estricta a la hora de permitir reparaciones en sus dispositivos. Algo comprensible, considerando el celo y la exclusividad que la marca tiene con sus productos.

La mayoría de incidencias pasan por su servicio técnico y la garantía cubre incidencias bastante precisas. No hay espacio para que el usuario repare su teléfono u ordenador por sí mismo.

Sin embargo, todo ha cambiado de forma bastante sorprendente. La compañía de la manzana ha compartido una nota de prensa en donde anuncia las reparaciones de autoservicio. Un sistema que permite al usuario participar en el proceso de reparación.

Presta atención al siguiente artículo en donde te contamos todos los detalles de esta noticia y lo que implica para los dueños de un dispositivo Apple.

¿Qué son las reparaciones de autoservicio?

Las reparaciones de autoservicio son un sistema anunciado por Apple y que consiste en la puesta en venta de piezas y herramientas necesarias para reparar sus dispositivos en casa. Esto incluye la entrega de manuales destinados a facilitar dicho proceso.

La compañía ha informado que venderá cerca de 200 piezas que permitirán resolver problemas con los iPhone 12 y 13, además de los ordenadores con chip M1 de la compañía. Aunque, de momento, no hay indicios de que vaya a hacer lo mismo para dispositivos más antiguos.

Lo positivo del programa es que las personas podrán devolver las piezas averiadas y recibir créditos para comprar otras. Todo esto, con el objetivo de obtener descuentos y hacer del proceso de recambio algo mucho más económico y accesible.

Cuándo se lanza el programa de reparación de Apple

Según se informa en la nota de empresa compartida por la empresa a mediados de noviembre, el nuevo sistema estará disponible a partir del año 2022. Los primeros meses se lanzará en Estados Unidos y luego, gradualmente, se irá desplegando al resto de países.

La empresa señala, además, que el sistema de reparación de autoservicio se suma a los más de 5.000 proveedores de servicios autorizados Apple y a los 2.800, proveedores de reparación independientes que ya tienen acceso a piezas, herramientas y manuales. Destacando el cómo se han duplicado en los últimos años los lugares en donde se puede acceder a piezas de reemplazo.

¿Cómo funcionan las reparaciones de autoservicio?

Para que un cliente de Apple pueda acceder a este programa de reparación deberá leer primero el manual del dispositivo. Luego, guiándose por este, podrá pedir piezas y herramientas específicas en una tienda en línea dedicada exclusivamente a este tipo de servicios. La devolución de piezas antiguas se realizará a través de la misma vía.

Apple destaca que aunque este sistema estará abierto a cualquier persona que tenga un dispositivo de la compañía, es importante tener conocimientos técnicos y la experiencia necesaria para asumir la reparación. En caso contrario, recomienda llevar el aparato a un servicio técnico profesional para que complete el proceso.

La presión global contra Apple

Que Apple haya anunciado esta noticia no es algo baladí. Especialmente en una época en donde el derecho a reparar se ha vuelto algo relevante en la Unión Europea y resto del mundo.

En este caso, el movimiento de la compañía de la manzana parece ser una estrategia que se adelanta a un escenario futuro en donde las empresas tendrán que facilitar la reparación de los aparatos electrónicos.

Cabe recordar, además, que en el año 2018 Apple fue multada en Italia a causa de la obsolescencia programada. Esto, después de haber insistido en la actualización del sistema operativo iOS 10.

El problema fue que la compañía no informó adecuadamente sobre las consecuencias que tendría esta actualización en dispositivos antiguos que no serían capaces de gestionar el nuevo sistema operativo. La estrategia era que los usuarios actualizaran para inutilizar sus dispositivos y obligarlos a comprar uno nuevo.

Por otro lado, a partir de marzo del 2021 entró en vigor la nueva normativa aprobada por la Unión Europea y que busca luchar contra la obsolescencia programada.

De esta forma, todos los vendedores de productos electrónicos deben ofrecer una vía transparente para la reparación de todos sus productos. Esto, por al menos 10 años. Para ello los fabricantes deben garantizar el stock de piezas de reemplazo y ofrecer manuales de reparación adecuados para completar el proceso.

Específicamente en España, se ha creado un sistema de clasificación de productos electrónicos. Con él cual se puede identificar el índice de reparabilidad de los productos que compramos.

¿Qué combate el derecho a reparar?

El derecho a reparar combate la obsolescencia programada y reduce la cantidad de basura producida por los artefactos electrónicos.

La obsolescencia programada es un tipo de fabricación que impone una fecha de caducidad definida por el propio fabricante.

El objetivo de este sistema es obligar al usuario a comprar otro aparato, produciendo así un movimiento económico constante en donde el fabricante mantiene su mercado activo. En muchos casos, la reparación no resulta rentable, por lo que la mayoría de usuarios prefieren renovar por completo los productos.

El problema de este sistema de fabricación es que genera mucha basura e incentiva el ciclo de comprar, usar y tirar. Que es precisamente el responsable de las enormes cantidades de basura electrónica que hay en el mundo. Algo que se vuelve más complejo, cuando vemos que muchos artefactos electrónicos contienen elementos tóxicos que con una mala manipulación podrían perjudicar a las personas y también al medio ambiente.

Foto de Fili Santillán en Unsplash

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.